Niño reticente a mamar por reflejo de eyección excesivo


Consiste en un rechazo al amamantamiento por parte del niño(a), debido que al iniciar la mamada, la madre presenta una gran descarga láctea.

A que atraganta al niño, o produce una deglución de una gran cantidad de leche que provoca distensión gástrica dolorosa, condiciones que hace desagradable la experiencia de amamantamiento para el niño(a).

La forma de manejar esta situación es: La madre debe estar atenta a retirar al niño del pecho cuando observa que éste, no es capaz de manejar el volumen de leche que sale de la mama.

Es conveniente: poner al niño en posición ventral, sobre la madre en decúbito dorsal o sentado de frente a la madre en posición de caballito.

La madre, también puede extraerse un poco de leche antes del inicio de la mamada.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario