No mezclar bebidas alcoholicas


Es época de buenas comidas, cenas y celebraciones. Reencuentros con viejos amigos, familiares, cenas de empresa etc.
Por ello la venta de bebidas alcohólicas se dispara y es conveniente saber varias aspectos a tener en cuenta si no estamos acostumbrados a beber.
En primer lugar, debemos saber que las bebidas gaseosas mezcladas con alcohol, permiten una mayor absorción del alcohol en sangre por lo que el efecto que provoca es más rápido y más fuerte.
En segundo lugar, es aconsejable no mezclar las bebidas alcohólicas sino queremos tener al día siguiente una buena resaca.
Empezar con las cervezas en el aperitivo, luego el vino en la comida, luego el champán y finalmente los cubatas, puede ser un combinado muy fuerte que sin duda traerá una fuerte resaca acompañada de un gran dolor de cabeza.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario