Observar, evaluar y estimular la comunicación madre hijo


Hoy sabemos que los fetos tienen sus sentidos funcionando en la segunda mitad de la gestación y a través de ellos, y de las sustancias que comparten madre e hijo a través de la sangre, establecen una comunicación que les permite compartir experiencias y sentimientos. Las vivencias de la vida intrauterina tienen importancia en la formación del niño. Los fetos expuestos a situaciones de stress tanto fisiológico como sicológico, tienen más posibilidades de desarrollar patología (desde diabetes e hipertensión, hasta trastornos emocionales y mentales) y menos posibilidades de un desarrollo emocional e intelectual armónico.
El personal de salud debe detectar las dificultades que pueden afectar el desarrollo del vínculo entre madre e hijo, como una gestación no aceptada, problemas de pareja, duelos, separaciones, cambios, etc. Algunas situaciones pueden requerir ayuda especializada de sicólogos o asistentes sociales. Las madres con dificultades para establecer un vínculo adecuado con su hijo tienen además, menos probabilidades de darles pecho mas adelante. En los controles de salud se puede promover la comunicación madre e hijo detectando y conversando los problemas, y estimulando actividades de comunicación como juegos, cantos, bailes, recordar sueños y comunicar pensamientos. Los padres pueden ser invitados a participar.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario