Para la buena salud, un cítrico al día


Las frutas y verduras son alimentos que no pueden faltar en nuestra dieta para asegurar una buena salud. Es por esto que se recomienda consumir cinco raciones de frutas y verduras al día, aunque no todas en una sola vez, sino distribuidas a lo largo del todo el día. Además de esto, queremos destacar que conviene que una de estas piezas sea un cítrico.
Los cítricos se caracterizan por su sabor ácido y por ser frutas muy coloridas y vistosas, entre ellas encontramos a las naranjas, mandarinas, limones, pomelos y limas, frutas accesibles y deliciosas, por lo que no debería ser un problema consumirlas a diario. Ahora ¿por qué es tan necesario consumirlas? Te lo explicamos.
Los cítricos se destacan por la gran cantidad de nutrientes que aportan, entre ellos encontramos vitaminas, minerales, flavonoides, fibra y probióticos. Solamente con consumir una por día nos estamos asegurando un excelente aporte de micronutrientes, necesarios para sobrellevar el día.
Una buena forma de consumir los cítricos si no estamos acostumbrados a comer fruta es preparar un zumo de naranja por la mañana o de pomelo si te gusta un poco más ácido. Otra buena opción es comer una mandarina de postre, aunque, lo mejor es esperar media o 1 hora después de comer para consumir frutas.
Por otro lado, también podemos incluir los cítricos en los aliños de las ensaladas, por ejemplo, es muy común que a la ensalada de lechuga le agreguemos limón, de esta forma estamos consumiendo nuestra pieza de cítricos diaria. También hay muchas otras recetas a las que podríamos agregarle limón, el cual le da mucho sabor y constituye una buena dosis de salud para nosotros.
En caso de que seas deportista entonces se recomienda consumir aún más, al menos dos cítricos al día. Esto se debe a que el deporte nos oxida, por tanto necesitamos mucha vitamina C para combatir los radicales libres.
Teniendo en cuenta estos puntos podremos cuidar mucho más de nuestra salud.
¡Suerte!

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario