Pautas para evitar el insomnio


El insomnio consiste en la falta de sueño durante la noche. Se puede deber a muchos factores pero la mayoría de ellos son psicológicos, como el estrés, aunque puede deberse a muchos otros factores.
Para luchar contra el insomnio debemos empezar a tener unos determinados hábitos de vida y seguir ciertos consejos:

Haz ejercicio regularmente. El ejercicio te ayudará a tener una mejor salud física y psicológica, además de liberarte de tensión. A la hora de hacer ejercicio es especialmente indicado que lo hagas a primeras horas de la mañana, y nunca antes de dormir.
Ve a la cama sólo cuando tengas sueño, y si no puedes dormir sal de la cama.
Acuéstate todos los días a la misma hora. En principio te costará pero después tu cuerpo se acostumbrará.
No trasnoches. Unos malos hábitos de sueño no te ayudarán.
No cambies tus hábitos de sueño nunca, ni si quiera durante las vacaciones o en fin de semana.
No tomes café durante la noche, y reduce el consumo de cafeína y de tabaco, sobre todo durante la noche, pero es mejor ir dejándolo poco a poco.
No comas mucho durante la noche. La digestión puede entorpecer el sueño, además si te llenas durante la noche tendrás una sensación de mayor malestar y pesadez.
Utiliza métodos de relajación. Puedes hacer yoga, técnicas de relajación o aprender a respirar bien. Aunque no te lo creas es posible que no sepas respirar bien, esto pasa a muchas personas.
Controla tu alimentación. Ni comer demasiado ni tener carencias de ninguna vitamina ni sustancias que necesite tu cuerpo.
Hay varias infusiones que te pueden ayudar a descansar. Prueba con una tila antes de acostarte.

Si sigues todos estos consejos difícilmente volverás a tener insomnio. Si sigues teniéndolo es conveniente que vayas a un médico para comprobar si tu problema es mayor y necesitas ayuda de un especialista.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Neurología.




Deja una respuesta