Píldoras anticonceptivas como tratamiento del acné


Muchas mujeres que padecen de acné se quejan de que ningún tratamiento parece funcionarles bien. Esto les provoca molestias y trastornos emocionales. El acné es bastante habitual entre los adolescentes y entre los adultos jóvenes. Sin embargo, si después de los 35 años seguimos sufriendo brotes de acné, es probable que tengamos que soportarlo durante el resto de nuestra vida. Es lo que se conoce como acné adulto. Muchos de estos casos se dan en mujeres y su origen es hormonal y el tratamiento que tanto buscan esté en las pastillas anticonceptivas.

Hormonas, acné y píldoras anticonceptivas

En realidad el dermatólogo es el que debe recomendar el uso de anticonceptivos orales o píldoras anticonceptivas para tratar el acné cuando resulta obvio que la causa más probable de de los brotes tiene que ver con desequilibrios hormonales. En estos casos, las píldoras anticonceptivas pueden ser muy efectivas para el tratamiento del acné, aunque como veremos, no están exentas de riesgos, que si es posible, se deberían evitar.

¿Cómo funcionan las píldoras anticonceptivas en el tratamiento del acné?

Las píldoras anticonceptivas o los anticonceptivos orales reducen la cantidad de andrógenos en el cuerpo, los cuales desencadenan la producción de un exceso de grasa. Si hay menos andrógenos, habrá menos grasa y la piel mejorará. En el momento en que empezamos a tomar anticonceptivos orales no debemos esperar grandes cambios. Puede llevar hasta 2 ó 3 meses hasta que podamos percibir una mejora significativa o cambios en la piel. Lo que ocurre es que las píldoras primero previenen los brotes de acné y una vez que esos brotes están bajo control, trabajan en la curación de las cicatrices o de las manchas visibles.
Hay personas que tienen la suerte de que el tratamiento con anticonceptivos les funciona tan bien que no necesitan ninguno otro. Sin embargo, hay otras personas que afirman que, a lo sumo, los anticonceptivos orales sólo son capaces de tratar su acné durante algunos años.

Posibles riesgos o efectos secundarios de las píldoras anticonceptivas

Hay efectos secundarios significativos asociados al uso de píldoras anticonceptivas. Los anticonceptivos orales solos, básicamente, tienen efectos secundarios tanto si los tomamos para prevenir el acné como si lo hacemos para evitar el embarazo. Estos riesgos son los siguientes:

Trombosis
Diabetes
Cálculos biliares
Alteraciones cardiovasculares
Cáncer de mama
Osteoporosis
Tumores hepáticos

Estos son los efectos secundarios graves y no todas las usuarias de anticonceptivos orales desarrollan estas enfermedades. Los efectos secundarios leves, sin embargo, incluyen:

Depresión
Aparición de vello facial
Migrañas
Sangrado vaginal
Reacciones alérgicas
Infección del tracto urinario

Por lo tanto, es aconsejable que antes de tomar anticonceptivos orales o píldoras anticonceptivas para prevenir el acné, consultemos con nuestro médico. Hay que considerar los beneficios y los riesgos asociados a este tratamiento. También deberán tenerse en cuenta los tratamientos alternativos si somos reacios a intentar este.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Dermatología.




Deja un comentario