Prevención de enfermedades: los infartos y la tropomina T cardiaca


Infartos y tropomina
Estamos en una época en la que “comer sano” se ha transformado en una consigna que excede los límites de la opción personal. Hoy, ingerir alimentos sanos que reduzcan el riesgo de padecer enfermedades se ha transformado en un imperativo, en una obligación que nos define como personas ecológicamente responsables en un sentido individual y colectivo.
Enfermedades, infartos y la tropomina T cardiaca
La paradoja entre lo recién mencionado y los niveles de estrés que afrontamos a diario, entre las enfermedades coronarias o vinculadas al corazón y la devoción naturista tan característica de estos años, es notoria. Las personas afectadas por infartos cardiacos cada vez tienen menos edad. Se trata de un hecho indesmentible.
Es por esto que la investigación realizada por el Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern, en Dallas, Estados Unidos, resulta un avance en la lucha contra las enfermedades que afectan al músculo cardíaco, en especial en lo que respecta a los infartos.
En esta universidad han desarrollado un método que detecta en personas sanas la predisposición a sufrir este tipo de padecimiento. Se trata de una prueba que identifica el nivel de proteínas troponina T cardiaca presente en el flujo sanguíneo, dejando al descubierto lesiones microscópicas presentes en el corazón.
Unas 3.500 personas entre los 30 y 65 años, provistas de una buena salud, participaron en la investigación en cuestión. Las conclusiones han sido claras.
Basado  en la presencia de la troponina T cardiaca, los investigadores han concluido que los varones muestran 3 veces más riesgo que las mujeres de sufrir enfermedades cardiacas.
Además, observaron que las personas de raza negra poseen una prevalencia más alta de esta proteína en comparación con individuos caucásicos o hispanos.
A la espera de que las autoridades Estadounidenses den el visto bueno a esta investigación, la única verdad en esta situación es cuidarse, hacer ejercicios físicos, mantener una dieta equilibrada y evitar situaciones emocionalmente desgastantes.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Cardiología.




Deja un comentario