Propiedades del aceite en estado natural y congelado


Hoy vamos a hablar sobre un alimento especial, el aceite de oliva. Este es conocido principalmente por sus propiedades beneficiosas y por ser uno de los alimentos esenciales de la dieta mediterránea, estando presente como un contenedor de ácidos grasos esenciales como el omega-3.
El aceite de oliva es un alimento cardio saludable que proviene de una materia prima totalmente natural, las olivas. Debido a esto, el mismo presenta cambios frente a las distintas temperaturas. Por ejemplo, a temperaturas muy frías se solidifica, algo que muchas personas consideran como un defecto del aceite, cuando en realidad es algo totalmente natural.
La mayoría de las personas cree esto debido a que cuando el aceite se solidifica aparecen una serie de manchas amarillentas o verdosas en la superficie. Esto es algo totalmente normal, se trata de trozos solidificados de aceite que a causa de las bajas temperaturas se ha solidificado. Por tanto, no debemos preocuparnos por estos aspectos, ya que, como dijimos el aceite es sensible tanto al frío como al calor y lo demuestra cambiando de estado, lo cual no quiere decir que por enfriarse sea malo o pierda sus cualidades.
El aceite, al estar formado casi en su totalidad por ácido oleico, comienza a espesarse a los cuatro grados centígrados, y a partir de cero grados aparecerán en el aceite una especie de grumos o motas que demuestran la solidificación de éste. Debemos tener presente que este cambio de estado no altera el aporte nutricional del mismo, sus propiedades como son los ácidos grasos esenciales omega-3 y otros que nos servirán para mantener una buena salud se mantienen.
Algo muy distinto sucede si el aceite se congela, ya que el cambio de estado si afecta a las sustancias. Por ejemplo, el mismo contiene vitamina E, las cuales se encuentran presentes en grandes cantidades, en este caso al cambiar de estado las mismas pueden destruirse.
Por tanto, si bien no sucede nada si simplemente enfriamos el aceite otra cosa muy distinta es congelarlo. Teniendo presente estos puntos podremos aprovechar al máximo sus propiedades.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario