Qué es la ascaridiasis y cómo se cura


La ascaridiasis es una enfermedad común en los niños originada por la presencia de gusanos (ascáridos) que aparecen en la materia fecal y son reconocibles con facilidad por su color blancuzco. Los ascáridos ingresan al organismo por la ingestión de alimentos contaminados por los huevos. Al llegar al intestino, el huevo libera una larva que penetra en el tubo digestivo; así llega a los vasos sanguíneos y linfáticos y es arrastrada por la corriente circulatoria y a través del hígado para pasar por los pulmones y volver a los intestinos donde crece y se desarrolla. Se trata de una afección benigna, salvo en los casos en que causa oclusiones intestinales.
En ocasiones, los ascáridos no producen síntomas mientras en otros casos se manifiestan por dolor abdominal, inapetencia, diarrea, náuseas y vómitos que son acompañados por síntomas de intoxicación nerviosa causados por sustancias que emiten los gusanos, y que se manifiestan como dolores de cabeza, picores en la nariz, inquietud, dilatación de las pupilas, vértigos y convulsiones.
Cuando los casos son graves, los ascáridos emigran hacia el apéndice causando apendicitis aguda; también pueden desplazarse hasta el estómago y llegar al esófago, la laringe, la nariz y la faringe provocando sofocos. A veces, en el tubo digestivo se le alojan una gran cantidad de ascáridos, lo que puede ocasionar una oclusión intestinal y lo que de ella deriva.
Tratamiento de la ascaridiasis
Se aconseja seguir una dieta crudívora a fin de purificar el intestino; las zanahorias ralladas mezcladas con ajo picado son muy efectivas contra las lombrices. Entre las plantas medicinales se recomienda la ingestión matinal y en ayunas de una taza de infusión de raíz de genciana hasta que no se observen ascáridos en la materia fecal. La expulsión de los ascáridos se realizará también con las mismas sustancias indicadas en el tratamiento de la anquilostomiasis (musgo de Córcega, aceite de quinopodio y después un purgante natural como aceite de ricino o sen).
En este tipo de afección así como para su prevención, es esencial la higiene. El niño no debe llevar sus manos a la boca después de haber jugado con tierra húmeda, en tanto que las verduras y frutas que vaya a comer deben ser lavadas escrupulosamente.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




Deja un comentario