Recomendaciones para la mantención de la lactancia


La madre que está dispuesta a amamantar, es probable que no tenga dificultades para continuar con la lactancia hasta los 6 meses. Aunque la tentación de las mamaderas y chupetes está siempre presente, si la madre ha entendido claramente los riesgos que significan, tendrá el valor y la convicción suficiente para no recurrir a ellos. El régimen de libre demanda, día y noche, facilita la organización de la lactancia, pero requiere de una gran dedicación de la madre hacia su hijo. La frecuencia de las mamadas estará de acuerdo a las necesidades de crecimiento del niño, siendo variable en los distintos períodos.
Lo importante es no introducir ningún alimento, agua, ni chupete de entretención mientras se tenga el propósito de mantener la lactancia materna exclusiva. Una lactancia correcta considera la posición adecuada del niño y de la madre, el horario y la frecuencia de las mamadas de acuerdo a la demanda, mínimo 6 veces en el día y al menos una vez en la noche. Al establecerse la lactancia, la duración y frecuencia de las mamadas disminuye.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario