Tendencias actuales de la práctica de amamantamiento


En nuestro país, como en muchos otros, existe una marcada tendencia a reemplazar la leche materna por fórmulas lácteas sucedáneas de ella. El abandono de la práctica de amamantar se relaciona con las dificultades que tiene la madre para iniciar y continuar la práctica de alimentar a su hijo al pecho, ya sea por desconocimiento, como suele ocurrir con las madres muy jóvenes, o bien por los distintos roles que recaen sobre la mujer: cuidados y alimentación del niño, trabajo doméstico, trabajo productivo remunerado fuera del hogar.
Se suma a ello la falta de acompañamiento de las personas que rodean a la madre para apoyarla en el amamantamiento: si trabaja fuera del hogar, el empleador y los compañeros de trabajo de la madre son indiferentes a la necesidad de espacio y tiempo requeridos para mantener la lactancia materna. Y cuando está en su hogar, las innumerables actividades que debe realizar no le permiten destinar tiempo a su hijo en forma tranquila, de manera de nutrir al bebé no sólo con su leche, sino que con todos los estímulos que proporciona el estrecho contacto madre-hijo.
Asimismo, los adelantos tecnológicos y la modernidad han producido cambios culturales, mitos y prejuicios respecto del amamantamiento, que inducen a la madre a optar por los sucedáneos de leche materna, la que es difundida con una variada publicidad por los distintos medios de comunicación existentes.
Es por ello que la protección, promoción y fomento de la lactancia materna requiere de la intervención de diversos sectores sociales, entre ellos Salud y Educación, como asimismo de los empleadores en el caso de la mujer que trabaja, y de la colaboración de los demás miembros de la familia, especialmente su pareja.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja un comentario