Terapias anti estrés


Cuando hablamos de estrés casi todos nos referimos a un estado emocional en el cual estamos ansiosos  y es que la vida moderna corre a mil por hora y todos nos vemos afectados de alguna manera pero todos debemos cuidar nuestra salud mental, el estrés puede  generar dolor, rencor puede estar acompañada  de miedos y de rabias por eso es muy importante perdonar. El estrés puede llevarnos a profunda depresión a necesitar medicamentos recetados y volver un problema común en una situación crónica y critica. Pero se hablan también de los diferentes tipos de estrés social, psicológico laboral y fisiológico. Y hoy en día se optado por terapias alternativas a la medicina tradicional.
Como la meditación: en este tipo de terapia no interviene el cuerpo como en el yoga, sino la mente. Es un ejercicio mental para encontrar la paz y armonía espiritual  teniendo pensamientos positivos tener una  la mente relajada frente  las situaciones  que presenta la vida diaria, con la familia los amigos, en el trabajo, teniendo en cuanta que todos somos distintos, maravillosos, con capacidad de amar  y ser amados, que todos tenemos la oportunidad de ser felices así evitar caer en el estrés. Se pueden combinar las dos para alcanzar un bienestar general para el cuerpo y la mente.
La música es una buena opción para relajarse y despejarse. Las ondas sonoras alivian y calman el cuerpo y la mente teniendo en cuenta  la música que se prefiera y sobre todo buscar música con sonidos suaves sin percusiones fuertes, pues estos pueden afectar los latidos del corazón y el ritmo cardiaco, Lo ideal es escucharla en un ambiente relajado en un sitio acogedor de colores suaves y limpio.
El yoga es una buena terapia para conectarse con cada músculo del cuerpo para poder comprender qué es lo que duele y de esa manera tratar de aliviar la tensión. El yoga también nos permite conocer nuestro cuerpo, sentirnos de maneras que tal vez no conocemos o olvidamos con el tiempo al crecer. Además  mejora la postura y permite conectarse con los sentidos del propio cuerpo.
La risoterapia no hay mejor manera para combatir el estrés  que riéndose. La risa afloja miles de músculos de la cara es como un ejercicio para el rostro y nos predispone a reírnos con mayor frecuencia. Reírse proporciona un inmenso bienestar y contagia al entorno.
La danza terapia contrarresta la tensión, favorece la relajación y ayuda a expresarse mediante el cuerpo.
El agua caliente es uno de los medios más relajantes para el cuerpo, desde una buena ducha de agua caliente hasta un baño de inmersión pueden lograr una relajación como cualquier masaje, así tener una vida más saludable y en armonía.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Terapias Naturales y Complementarias.




Deja un comentario