Tos ferina: la enemiga del recién nacido


GUADALAJARA, JALISCO (24/DIC/2010).- Ya sea por desidia, falta de tiempo o simplemente por apatía a los trámites médicos que se requieren para salir bien librado de una simple gripe, hay quienes evitan acudir con el doctor para ser examinados con el frío estetoscopio y terminar en un tratamiento —casi siempre abandonado— de siete u ocho días con ampicilina y naproxeno para olvidar el agobiante peso del cuerpo cortado.La gripe pasa desapercibida y en un dos por tres la persona se encuentra como si nada al aire fresco, sin abrigo, ingiriendo productos fríos y sin seguir al pie de la letra las medidas de seguridad para no contagiar a los demás. Para un adulto puede ser sencillo no apegarse al tratamiento, pero para un recién nacido, el primer año es vital para sobrevivir a una “simple gripe”.Lo que parece una tos rasposa y un escurrimiento nasal fastidioso, puede significar el inicio de Tos ferina, enfermedad que de no ser atendida adecuadamente, es mortal en cuestión de días.Patricia Saltigeral Simental, presidenta de la Sociedad Mexicana de Pediatría A.C., asegura que la también llamada “tos de los 100 días” –por su extensa duración–, es un padecimiento altamente contagioso, causado por la bacteria Bordetella pertussis. Su principal característica se manifiesta en la tos que se repite varias veces al día, con 20 a 30 ataques y una duración de hasta un minuto, y en algunos casos, va acompañada de vómito.Esta enfermedad afecta principalmente a niños menores de un año, particularmente los de apenas seis meses, que no han completado su cartilla de vacunación.“A pesar de la vacuna, se reportan casos en todo el mundo. En 2009, en México se confirmaron 579 casos; hay que estar atentos como médicos para hacer el diagnóstico adecuado y como padres de familia, acudir a la vacunación de manera oportuna”, explica.La vacuna es gratuita en cualquier centro de atención médica, excepto en clínicas privadas, y aunque ésta no erradica la enfermedad una vez adquirida, su funcionalidad se enfoca en prevenir su contagio. La primera aplicación se realiza a los dos meses de vida, con refuerzos a los cuatro, seis y 18 meses, así como a los cuatro y seis años de edad.Contagio casi imposibleTransmitir o adquirir la Tos ferina es fácil, pues sus principales accesos son el medio ambiente o una persona enferma que presente un cuadro alterado en las vías respiratorias. Hablar, toser o estornudar son las acciones más factibles para que la bacteria se multiplique.La pediatra recomienda usar cubrebocas y establecer una disciplina de higiene, con un lavado consecutivo de manos y evitar cambios bruscos de temperatura.Numeralia1 de cada 100 niños están en riesgo de morir70 de cada 100 necesitan ser hospitalizados o agravan el padecimiento con neumonía2 temporadas claves de contagio: otoño e invierno70 casos confirmados en Nuevo León durante 20092 muertes en menores de un año en 2009 en Nuevo León16 millones de casos confirmado por la OMS (Organización Mundial de la Salud)en 2008195 mil niños muertos en 2008, en el mundo

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario