Tratamientos previos a trasplantes renales


Para muchos pacientes con insuficiencia renal crónica avanzada, el trasplante renal es el tratamiento de elección. Esta opción debe ser considerada tempranamente ya que en algunos pacientes el trasplante puede realizarse antes de que se requiera diálisis para sustituir la función renal, es decir, en forma anticipada.
El trasplante incide significativamente en forma positiva en la calidad de vida del paciente, en comparación con lo observado en otras modalidades de sustitución de la función renal. Además, confiere una mejor sobrevida, obteniéndose una disminución de la tasa de mortalidad de entre 48 y 82% menos que los pacientes con insuficiencia renal en fase sustitutiva que no fueron trasplantados. Antes del trasplante el receptor es evaluado por un equipo de especialistas: nefrólogos, urólogos, infectólogos, psiquiatras, otorrinolaringólogos, odontólogos y de ser necesario cardiólogos y neumólogos, así como Trabajo Social.
En un principio se tiene que en forma rutinaria solicita examen general de orina y urocultivo a todos los pacientes que tienen diuresis residual, ya que el paciente debe tener el tracto urinario estéril antes del trasplante para evitar infecciones postrasplante. También es recomendable la realización de un ultrasonido de los riñones nativos, el cual es de gran utilidad  Dependiendo del centro de trasplante y de la epidemiología regional se solicitan diferentes estudios de tamizaje para infecciones; sin embargo, un importante número de ellos son empleados universalmente.
A continuación anotamos los estudios solicitados en la mayor parte de los centros: 1. Antígeno de superficie de hepatitis B.2. Anticuerpos para hepatitis C.3. Anticuerpos contra el virus de inmunodeficiencia humana.4. Anticuerpos IgG e IgM contra citomegalovirus.5. Virus Epstein Barr y toxoplasma. Adicionalmente se solicitan en forma rutinaria los siguientes estudios: a) Urocultivo. b) Exudado nasal c) Exudado faríngeo d) Radiografía postero–anterior de tórax y PPD. Evaluación por otorrinolaringología y dental. El objetivo de la evaluación del receptor de trasplante renal por estos dos especialistas es el descartar y erradicar focos sépticos antes de realizar el procedimiento. En todos los protocolos de receptores para trasplante renal es fundamental la valoración por un psiquiatra, de preferencia con experiencia en esta área en particular a evaluación cardiológica.
Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en la etapa posterior al trasplante renal. La mortalidad a dos años va de 1 a 17%, dependiendo del riesgo cardiovascular del receptor. La diabetes mellitus, es la causa más frecuente de insuficiencia renal crónica en todo el mundo. La evaluación pre trasplante del paciente diabético debe ser muy acuciosa para investigar ateroesclerosis y enfermedad cardiovascular. La mayor parte de los centros incluyen dentro de las contraindicaciones absolutas al alcoholismo y la farmacodependencia (inclusive el tabaco en algunos pocos centros), la incompatibilidad ABO, la presencia de pruebas cruzadas positivas y pacientes con alto riesgo perioperatorio.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario