Un estudio demuestra la acción anti bacteriana y anti-inflamatoria de los aceites esenciales en los cuidados de dientes y encías


El aroma fresco de la menta perfuma agradablemente nuestros dentífricos. Desgraciadamente, los aromas incorporados en las pastas dentífricas clásicas no tienen nada de natural (excepto en algunas pastas biológicas). Es una pena ya que, además de tener un sabor refrescante, el aceite esencial de menta piperita posee una verdadera acción anti bacteriana y anti-inflamatoria que podría aprovecharse en los cuidados de dientes y encías. Conocidas desde hace mucho tiempo por los aromaterapeutas, estas propiedades han sido confirmadas por una investigación publicada en el Internacional Journal of Dental Hygiene. Los investigadores probaron in vivo e “in vitro” la eficacia de los aceites esenciales sobre muestras bucales colonizadas por Streptococcus pyogenes y Streptococcus mutans, conocidos por su papel en la infecciones dentales, y en las caries en particular.

Las pruebas demostraron que los aceites esenciales para el higiene dental, la menta piperita y el eucalipto, fueron más potentes para combatir la formación de la placa bacteriana que una solución de clorexidina al 2%, principio químico activo de numerosos baños de boca.

Para aprovechar plenamente la acción de los aceites esenciales contra la placa bacteriana, se puede agregar dos gotas de menta piperita y eucalipto en una cuchara de aceite vegetal de sésamo y combinar así los efectos beneficiosos del baño de boca al aceite de sésamo a los de los aceites esenciales. Se obtendrá así un cuidado 100% natural, de mucha eficacia superior.

Este estudio confirma la eficacia de los aceites esenciales, y que en ciertos casos pueden sustituir ventajosamente a los productos químicos desinfectantes empleados en odontología.
Las propiedades antalgicas de la menta piperita permiten utilizarlo también para aliviar un diente cariado a la espera de la consulta en el dentista.

Que se trate de aliviar dolores de muelas a la espera de la visita en el dentista o de tratar los problemas de encias, los aceites esenciales demuestran su poder calmante y saneante frente a los tratamientos clásicos a base de productos químicos tóxicos.

En odontología, el más famoso de los aceites esenciales es el clavo y utilizado por sus propiedades sedativas, antiinflamatorias y antisépticas desde la Edad Media. El olor característico del clavo perfuma a veces la consulta del dentista.

Soluciones naturales para aliviar el dolor a la espera de vistar la consulta del dentista:
1 gota AE Clavo (anestesiante y antibacteriano potente) o 1 gota AE Clavo + 1 gota AE Gaulteria (analgésico, antiinflamatorio) sobre un algodón que debe aplicarse contra el diente enfermo.
Otra fórmula aconsejada: 3 gotas AE Ajedrea de las montañas (antibacteriano potente) + 2 gotas AE Menta piperita (anestesiante) + 1 gota AE Arbol de te (antibacteriano potente) + 3 gotas de aceite vegetal (avellana, sésamo, macadamia, calofilo…). Aplicar 2 gotas de la mezcla sobre la caries + 2 gotas sobre la mejilla 3 a 4 veces al día.

El aceite esencial de Manzanilla noble o Manzanilla romana tiene numerosas aplicaciones en el area de la boca, con virtudes aliviantes y antiinflamatorias. En caso de aphtas, gingivitis, infecciones (estreptococo), candidosis(candida),se aplica sobre un algodón de la misma manera ….

Atención: no aplicar nunca el aceite esencial de menta puro directamente sobre las mucosas.
Advertencia: la menta piperita contiene mentona, no se recomienda para mujer embarazada o amamantando y niño menor de 7 años

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Plantas Medicinales.




Deja un comentario