Vómitos en el embarazo; como evitarlos


embarazada
 
Las nauseas, vómitos y cansancio del primer trimestre del embarazo son muy frecuentes (los sufren más del 50 % de las embarazadas) y para algunas pacientes suponen un auténtico problema.
En principio, si los reconocimientos generales y analíticas que le realizan son normales, hay que achacar el cuadro al embarazo, y cuando llegue al segundo trimestre mejorará mucho, aunque un 20 % persisten con nauseas y vómitos durante todo el embarazo. Es típico que se tenga tendencia a sufrirlos en todos los embarazos.
Si son muy importantes y no ceden con tratamiento, se denomina hiperemesis gravídica, y puede ser necesaria la hospitalización para controlar el cuadro y evitar la deshidratación.
En caso de necesitar un tratamiento antiemético, suele utilizarse la doxilamina asociada a una vitamina, la piridoxina (por ej. Cariban) es el antiemético de elección en estas situaciones.
 
Hay una serie de consejos que ayudan:

Procure hacer comidas frecuentes, en pequeña cantidad, abundantes en carbohidratos, que son fáciles de digerir, y proveen energía. Asegúrese de tomar bastantes líquidos entre comidas, sobre todo si vomita.
Evite comidas grasientas, fritos, picantes o condimentadas.
Coma algo ligero al despertar, antes de levantarse. Esto inicia los procesos digestivos que quitarán el exceso de ácido de su estómago y aminora la náusea. Desayune después de que la náusea disminuya.
Evite movimientos bruscos al levantarse, ya que pueden agravar la náusea.
Evite los olores fuertes de la cocina.
Tome sus suplementos de hierro siguiendo correctamente las instrucciones indicadas, si aún así la hacen vomitar, se pueden sustituir por preparados inyectables.
No abuse del café, ya que estimula la secreción ácida por el estómago. Incluso el olor a café puede tener este efecto.
No fume, ya que aumenta la secreción de ácido del estómago.
Relájese y coma despacio. No coma a llenarse; mejor, haga varias comidas pequeñas.
Evite el alcohol.
Evite los cítricos, éstos hacen el contenido del estómago más ácido y causan más irritación.
Si una comida específica le molesta, evítela hasta después del parto.
Use ropa confortable no ajustada, sin cinturones.
No se acueste después de comer. Si quiere descansar, apoye su espalda y cabeza sobre almohadas.
Es mejor esperar hasta dos horas después de cenar antes de acostarse.
Nunca tome antiácidos si no se lo indica su médico , aunque en el embarazo se puede administrar en forma controlada gel de hidróxido de aluminio, trisilicato de magnesio, e hidroxido de magnesio.
No tome medicinas que contengan bicarbonato de sodio, ya que evitan en forma importante la absorción de algunas vitaminas y minerales.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario