El contexto Latinoamericano en relación a la enfermería


Demográfico: La mayor parte de los países, presentan una transformación acelerada del perfil demográfico, que tiende a una estructura similar a la que actualmente presentan los países considerados desarrollados. En los próximos años América Latina contará con un amplio grupo de población en edad productiva y reproductiva (15 a 45 años). En última instancia los cambios demográficos se reflejan en envejecimiento de la población y en el aumento de la demanda de servicios para atender enfermedades crónicas y degenerativas. A estas transformaciones demográficas deben agregarse aquellas derivadas de las migraciones dentro de los países y a través de las fronteras.

Técnico: La evolución tecnológica ha impuesto retos adicionales al sector salud. La disponibilidad de tecnología de punta induce la demanda en el sector público y privado con la consecuente alza de los costos de la atención. La sistematización de la información impone retos a la capacitación del personal, y a la incorporación y renovación tecnológica en los servicios de salud. El uso de la biotecnología, la importancia que ha adquirido la genética y el uso de la concepción asistida, son algunos ejemplos de la aplicación de la tecnología en salud actualmente. Así como también el uso de las telecomunicaciones en el diagnóstico, tratamiento y en educación en salud.

Económico: Caracterizado por la globalización de la economía en el marco de la política de libre mercado, la privatización de las funciones del Estado y el progresivo desentendimiento de su responsabilidad social (salud, educación, seguridad), además del cambio en las relaciones sociales hacia la mercantilización de las relaciones cotidianas, el progresivo aumento del desarrollo no sustentable asociado principalmente a la alteración del medio ambiente. Estos cambios mencionados tienen una fuerte influencia sobre la salud y la calidad de vida de los colectivos humanos.

Las transformaciones económicas recientes de los países de América Latina están influidas por la política neoliberal que ha asignado nuevos roles a los actores públicos y privados. Progresivamente al Estado se le asigna un papel más importante en la rectoría y regulación de las instituciones, pero bastante más modesto en la provisión de los servicios públicos. Esto ha causado, junto a la crisis económica de la década pasada, una restricción de los recursos financieros dedicados al sector público con la consecuente precarización de las condiciones de empleo.

La política neoliberal favorece la concentración del ingreso en los distintos países. El número de familias que viven por debajo de la línea de pobreza ha aumentado, y con ello se han incrementado los problemas de salud propios de los grupos económicamente postergados.

Los diferentes países, han sido afectados por la globalización de la economía que implica, no solamente el paso de fábricas y operarios a través de las fronteras, sino también el incremento del mercado internacional de bienes y servicios de salud, y la migración de proveedores y pacientes de un país a otro.

Político: La década de los noventa trajo consigo la virtual desaparición de los regímenes dictatoriales de la mayor parte de los países de América Latina. Esto ha promovido una mayor participación ciudadana en las decisiones públicas, que excede la participación formal y esporádica en las elecciones de las autoridades de los poderes del Estado. Se observa una tendencia a la disminución del poder político y al incremento del poder económico; las decisiones políticas, cada vez más, están condicionadas por factores económicos, y el sector salud no cuenta, con frecuencia, con las herramientas para negociar con las autoridades que asignan los recursos financieros.
Legal: Los referidos factores económicos y políticos han traído consigo modificaciones en el marco legal nacional y transnacional. En varios de los países se ha modificado la normativa que regula la prestación de los servicios de salud. Además, la descentralización de la administración pública ha demandado la modificación del marco legal para respaldar, dentro de otras cosas, la selección, capacitación, promoción y remoción descentralizada del personal. La apertura de los mercados nacionales a economías globalizadas tiene como consecuencia la necesidad de elaborar legislación a escala internacional que regule el paso a través de las fronteras de usuarios de servicios de salud, y de bienes y servicios.

Medio ambiental: Una de las amenazas más serias a la salud de la población la constituye el deterioro ambiental producto del uso desmesurado e irracional de los recursos naturales. La contaminación ambiental es causa directa de daños a la salud, y el uso no planificado de recursos como la tierra ha disminuido los medios de subsistencia de los grupos sociales más pobres.

Epidemiológico: Según los ideólogos, uno de los factores influyentes en el origen del movimiento de transformación de los servicios de salud es el rápido cambio en el perfil epidemiológico de los países de América Latina. En la mayoría, las enfermedades infectocontagiosas coexisten con las crónico degenerativas como principal causa de enfermedad y muerte, además de las derivadas de la violencia que en el caso de Colombia ocupan el primer lugar en causas de mortalidad. Han resurgido viejas endemias – cólera, tuberculosis, malaria – y patologías nuevas por inmunodeficiencia. Esta complejización epidemiológica, demanda de abordajes distintos en las áreas curativas, promocionales y de formación. El problema de salud mental es dramático, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Harvard en 1997, reportó que el 8.1% de las enfermedades en el mundo corresponde a trastornos mentales y de ellas el 34% se relacionan con problemas del comportamiento humano: violencia, alcoholismo, tabaquismo y enfermedades de transmisión sexual (Dejairlas: 1997).

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Enfermería.




Deja un comentario