¿Existe algún consejo para evitar el dolor, la irritación y el sangramiento de los pezones al comienzo de la lactancia?


Siempre se debe:

– Limpiar el pezón antes de alimentar al bebé con la leche de la madre.
– Verificar una postura correcta de la madre, vale decir, sentada o acostada, pero con la espalda y pies bien apoyados, para ofrecer una posición de descanso, donde siempre, se lleva el niño hacia el cuerpo de la madre, y no la madre doblando su columna para alcanzar a su bebé
– Constatar un buen acoplamiento del bebé al pecho de su madre, como lo mencioné más arriba, todo el pezón y la areola dentro de la boca del bebé, nariz y mentón apoyados en la mama, y el abdomen y tórax del bebé apoyados al cuerpo de su madre permitiendo que el cuello le quede derecho y sostenido.
– Se pueden hacer uso de cojines de lactancia para ayudar a sostener al bebé, logrando comodidad de madre e hijo/a.
– Antes de retirar al bebé del pecho, se debe introducir el dedo meñique por la comisura labial del niño/a, para avisarle que suelte el pecho y así poder retirarlo, sin traccionar el pezón.
– Después de terminar de amamantar, limpiar el pezón con la leche de la madre y dejar secar al aire antes de tapar la mama con el sostén, a esto se llama parche de leche y hace de barrera protectora entre cada alimentación.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario