Farmacología y origen quimioterápico


La historia de los modernos agente quimioterápicos se inicia en los años 40 con los agentes alquilantes; antes se había usado el metarsenito potásico en las leucemias (1895). A partir de 1950 se produce una aceleración con la introducción de los antimetabolitos, la actinomicina D (1955) y el empleo de los glucocorticoides. Desde entonces han aparecido un gran número de fármacos, entre los que destacan: la citosina-arabinósido y los alcaloides de la vinca en los años 60, y más recientemente la procarbazina, mitrosoureas, adriamicina y bleomicina.
Aunque es una técnica relativamente nueva, la quimioterapia proporciona ya resultados esperanzadores en tumores como coriocarcinoma, linfoma de Burkitt, ciertas leucemias linfoides crónicas, en los que se logran remisiones permanentes; se han obtenido respuestas parciales en tumor de Wilms, enfermedad de Hodking y se ha multiplicado por 10 la esperanza de vida en niños afectos de leucemia linfoblástica aguda.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicamentos.




Deja un comentario