QUISTES SACULARES Y LARINGOCELES


El ventrículo es el espacio que se encuentra entre las cuerdas vocales falsas y verdaderas. Se piensa que los quistes saculados congénitos de la laringe surgen en el sáculo del ventrículo laringeo. Esta es una lesión llena de moco que sobresale hacia la vía respiratoria supraglótica. Un laringocele es una lesión que representa una dilatación o herniación anormal del sáculo. El laringocele se distiende por aire y se palpa en el cuello a un lado de la laringe. De manera característica, un quiste saculado anterior se extiende hacia la línea media y atrás del sáculo y sobresale en la luz de la laringe. El quiste saculado lateral se extiende típicamente en sentido posterosuperior hacia la cuerda vocal falsa y el pliegue ariepiglótico. Esta es la presentación más común en lactantes.

Rara vez se observan laringoceles en el periodo neonatal. En ocasiones, los laringoceles se distienden con moco o se infectan (laringopiocele). Desde un punto de vista práctico, una masa lisa llena con líquido que distiende el pliegue ariepiglótico puede ser un quiste saculado o un laringocele. Cuando se llena con líquido, se considera un quiste saculado; si se llena con aire, se clasifica como laringocele.
Los quistes saculados provocan con frecuencia insuficiencia respiratoria al nacer y se diagnostican en los primeros días de vida. Puede estar amortiguado el llanto y encontrarse disfagia. Los síntomas del laringocele son similares, aunque pueden presentarse un poco después. Además de estos síntomas, que suelen empeorar con el llanto por incremento de la distensión del laringocele con aire, puede sentirse una masa crepitante en el cuello.

Ambas lesiones son visibles en radiografías de tejido blando o mediante ultrasonido, TC o IRM. El contenido del quiste proporciona la diferenciación más práctica entre quiste saculado y laringocele. Inmediatamente antes de la reparación quirúrgica se practican laringoscopia directa y broncoscopia.
La conducta quirúrgica común en estas lesiones es la extirpación o marsupialización endoscópica del quiste. En esta última puede utilizarse láser como coadyuvante. Después de la disección endoscópica del sáculo hasta su base se amputa. Estos métodos necesitan casi siempre múltiples procedimientos y una traqueotomía concomitante.

En ocasiones se emplea una vía externa de laringofisura para remover un quiste laríngeo o un laringocele recurrente. El procedimiento actual de elección es un acceso cervical lateral que se extiende a través de la membrana tirohioidea inmediatamente arriba del ala del cartílago tiroides. Quizá sea necesario extirpar una porción del ala superior de este último. Esto posibilita resecar por completo la lesión y evita la necesidad de una traqueotomía o de múltiples procedimientos. Quizá se requiera intubación por corto tiempo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario