Desprendimiento prematuro de la placenta


Tiene dos causas: Traumática: Hay un traumatismo y se despega la placenta. Toxémica: Es un cuadro que se denomina hipertensión inducida por el embarazo y que hace que se produzcan en la mujer, cambios en la placenta, y ésta se desprende.

Es más frecuente en el tercer trimestre. La consecuencia de cualquiera de las dos causas es que se desprende la placenta y se forma un coágulo retroplacentario que puede ser de diferentes tamaños. Este coágulo retroplacentario libera sustancias coagulantes y hace que se produzca una hipocoagulación y una caída muy grande del fibrinógeno. Causa la muerte del feto e incluso puede causar la muerte de la madre. Se produce poliuria o anuria obstétrica porque sus vasos sanguíneos se coagulan y no filtran.

Ruptura del seno marginal de la placenta: Se rompe la membrana del seno marginal y se forma un coágulo, que es el
principio de un desprendimiento. Muchas veces pasa desapercibido y se ve un coágulo en el periodo de alumbramiento.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario