Hiperinflación Manual dentro de la Fisioterapia Respiratoria


La participación activa de los kinesiólogos (o fisioterapeutas respiratorios, depende de donde nos encontremos) se ha convertido en una parte importante en la atención de pacientes en las unidades de cuidados intensivos. Diversos estudios han dado cuenta de efectos positivos en corto y mediano plazo, por lo que se justifica y se hace necesario su uso para la mantención y mejoría de los pacientes.

Dentro del diverso arsenal terapéutico que existe en la kinesioterapia respiratoria, encontramos una técnica poco utilizada en nuestro país, que ha obtenido muy buenos resultados, en ciertos parámetros ventilatorios, según diversos estudios realizados en USA, Australia, Brasil y países de Europa.

Se trata de la hiperinflación manual (HM) con bolsa de reanimación, o conocida popularmente como el Ambú. Esta técnica, que se realiza en pacientes traqueostomizados o con tubo endotraqueal, consta de entregar una serie de respiraciones al paciente, a través del ambú. La frecuencia de las respiraciones y los tiempos de intervención entregado por el terapeuta, a través del ambú, no están protocolizados, pero las más utilizadas varían entre las 10 y 15 respiraciones por minuto, en población adulta, con un tiempo cercano a los 10 minutos. Un estudio australiano, realizado a través de preguntas a los expertos, entrega como resultado que el tiempo más utilizado de intervención es de 10 minutos (27% utilizaba este tiempo) y el segundo más utilizado fue de 5 minutos (25%).

Dentro de los efectos positivos que encontramos en diversos estudios están: El aumento de la Compliance estática, la disminución de la resistencia de la vía aérea, aumento en la eliminación de secreciones y que favorece la resolución de atelectasias.

Hay otros efectos que algunos estudios demuestran resultados favorables, pero que en otros son rebatidos. La mejoría en el volumen corriente, las variaciones del Peak Cough Flow, efectos sobre la PaO2/FiO2 y otros parámetros cardiorrespiratorios deben seguir estudiándose para ver como influye la técnica.

Otro aspecto importante es que debemos ser cuidadosos y criteriosos en la elección de los pacientes que recibirán la hiperinflación manual, porque algunos estudios entregan un porcentaje bajo de resultados negativos con la aplicación de esta técnica, pero estos han incluido en su población a pacientes hemodinamicamente inestables.

Como todo en salud, esto no es la panacea, sino que una herramienta más de trabajo en beneficio de los pacientes.

Califica este Artículo
5 / 5 (1 votos)

Categoría: Investigación Médica.




Deja un comentario