Inauguran primer centro de inmunoterapia en cáncer de Sudamérica


Algunos tipos de cáncer son rebeldes y no responden a los tratamientos tradicionales, por ello en los últimos años diversos investigadores se han abocado a desarrollar una nueva técnica molecular, conocida como inmunoterapia, que da una luz de esperanza a quienes están afectados por la grave enfermedad.

En Sudamérica, el único laboratorio que trabaja arduamente en la producción de vacunas celulares para combatir el cáncer de piel o melanoma será inaugurado miércoles 2 de junio en Santiago de Chile.

Se trata del laboratorio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, que pudo concretarse gracias a que los doctores Flavio Salazar, Carlos Ferrada y su equipo de trabajo obtuvieron la aprobación del proyecto Fondef “Investigación y Desarrollo de Vacunas Biológicas para Inmunoterapia Oncológica”.

La relevancia de los estudios que están realizando los chilenos, ha puesto a Chile en el mapa científico internacional.

Recientemente la prestigiosa revista The Lancet Oncology publicó un artículo donde destacaba los ensayos clínicos de los especialistas de la Universidad de Chile, que han demostrado ser seguros y capaces de producir una respuesta contra los tumores.

Esta investigación de vanguardia, consiste en manipular el sistema inmune utilizando células previamente modificadas. La técnica implica extraer sangre del enfermo, a partir de la cual se aíslan poblaciones de glóbulos blancos o monocitos, que son cultivados en el laboratorio y estimulados con proteínas llamadas citoquinas.

Esto las convierte en células dendríticas o estrelladas, las cuales son sensibilizadas con extractos de células tumorales, propias o ajenas, que luego se reinyectan en los pacientes para provocar una respuesta inmunológica contra las células malignas.

Asimismo, los especialistas chilenos han incorporado en dosis bajas un tipo específico de citoquina, conocida como IL-2 para expandir las poblaciones celulares que median la destrucción de los tumores.

“ Anteriormente, a nuestros pacientes se les inyectaban células dendríticas para que ellos mismos produjeran la IL-2, pero como esto no siempre daba resultado, ahora se las suministramos directamente. La terapia con este fármaco biológico está aprobada por la FDA, el problema es que tiene efectos colaterales agudos si se aplica en dosis altas, que es la manera como se ha hecho hasta ahora. Nosotros la estamos utilizando en baja cantidad ya que, según hemos constatado en el laboratorio, los resultados son igualmente efectivos”, explica el doctor Flavio Salazar, académico del Programa de Inmunología del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina.

El laboratorio de alta seguridad biológica, donde se están desarrollando estas vacunas, ha sido aprobado por el Instituto de Salud Pública y cumple con normas y estándares internacionales de GMP (Good Manufacturing Practices), que lo hacen competitivo a nivel del primer mundo. Este proyecto cuenta además, con el aporte de empresas privadas del área farmacéutica y biotecnológica como Ocobiomed y Tecnofarma.

“ La incorporación de fondos privados para la investigación aplicada es una necesidad ineludible en nuestro país y, de generalizarse, probablemente permitirá un desarrollo cualitativo de la biotecnología chilena en el mediano plazo”, enfatiza Salazar.

En el ensayo clínico, cuyos resultados han sido enviados para su publicación al British Journal of Cancer, participaron 13 pacientes afectados por melanoma en etapa IV, es decir, con cáncer en su fase más avanzada, no detectándose ninguna toxicidad seria. “En el 60% de los casos hubo respuesta inmunológica manifiesta, mientras que en dos pacientes se constató regresión tumoral, lo que es esperanzador”, comentó Salazar.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja un comentario