Investigadores chilenos lideran lucha contra el cáncer gástrico


Académicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile desarrollarán, en los próximos tres años, un producto biotecnológico que será la base de un medicamento contra este mal, primera causa de muerte por tumores en nuestro país.

Una esperanza para los enfermos de cáncer gástrico en el país ofrecerá, en el mediano plazo, la investigación que está realizando la doctora María Carmen Molina, en conjunto con el doctor Juan Carlos Aguillón y colaboradores, académicos del Programa de Inmunología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. Su estudio tiene como objetivo limitar la capacidad metastática de los tumores cancerígenos y, al mismo tiempo, reforzar al sistema inmune para destruirlos.

Para ello, gracias al apoyo de un proyecto Fondef recientemente adjudicados, instalarán en sus laboratorios en el plantel la biotecnología de punta, competitiva a nivel internacional, con el fin de generar anticuerpos recombinantes totalmente humanos (AcHu). Estos serán secretados por células eucariontes especialmente modificadas, a las cuales se les insertará información genética extraída de inmunoglobulinas humanas, para así evitar cualquier posibilidad de rechazo cuando sean utilizadas en pacientes.

Los anticuerpos así producidos serán la terapia para bloquear a una molécula que se expresa en la superficie de las células tumorales, la proteína tirosina quinasa ErbB, cuya función es ser el receptor de un determinado factor de crecimiento, el cual permite mayor diferenciación y crecimiento celular, por tanto metástasis. Al bloquearse esta capacidad, se impide el desarrollo y expansión del tumor, pero además se activa la función efectora de los anticuerpos del sistema inmune, lo que induce apoptosis o muerte celular. Este proyecto es una iniciativa que cuenta con la participación de especialistas en cirugía gástrica del Hospital Clínico Universidad de Chile, como los doctores Owen Korna y Attila Csendes, director del Departamento de Medicina del recinto asistencial, así como el apoyo del Laboratorio Recalcine.

Molina explica que el cáncer gástrico ocupa el prime lugar en mortalidad por tumores en nuestro país, alcanzando 3.139 casos al año: “Normalmente en estadio avanzado es letal sin cirugía, y tiene una supervivencia promedio de seis meses post diagnóstico; el uso de esquemas de quimioterapia y/o radioterapia han mostrado resultados variables. Desde hace muy poco tiempo que se están usando anticuerpos recombinantes con fines terapéuticos; hay uno, llamado Trastazumab, que sirve para combatir el cáncer mamario con muy buenos resultados, y hay documentación de su uso en cáncer gástrico, para mejorar la sobrevida de los pacientes. Con este proyecto será posible desarrollar la tecnología de generación de anticuerpos totalmente humanos y desarrollar al menos uno contra receptores de ErbB, de alta eficacia y seguridad, para ser usado en una terapia dirigida, adicional a la cirugía, en el tratamiento de esta enfermedad”, dice la investigadora.

Así, generarán un producto biotecnológico que tiene una efectividad esperada de un 80%, el que permitirá aumentar la sobrevida de los pacientes de un 19% a un 84%, a un costo de tratamiento más bajo respecto de un eventual fármaco sustituto, con menores efectos secundarios y disminuyendo la cantidad de dosis. “Se evitarán, al menos, 112 muertes al año, y se recuperarán anualmente más de 962 años de vida saludables, valorados en 10,6 millones de dólares al año”, añade la doctora Molina.

Por ello, cuenta que base multidisciplinaria del proyecto es indispensable, pues la colaboración de los académicos del HCUCH será importantísima al aportar ellos su experiencia asistencial y material biológico para ensayar estos nuevos anticuerpos. A futuro, señala que en una posible segunda fase, el objetivo sería hacer los ensayos preclínicos y clínicos del anticuerpo, de manera de llegar a un medicamento inyectable de primera línea, coadyuvante al tratamiento quirúrgico de este tipo de cáncer.

Pero no serán los únicos beneficios: “Esperamos que esta biotecnología de punta permita, en etapas posteriores, generar otros anticuerpos contra distintos blancos, lo que facilitará la investigación en tratamientos para otras enfermedades”, finaliza el doctor Aguillón.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Investigación Médica.




Deja un comentario