Mecanismo del parto


Mientras todo esto ocurre, el feto tiene que vencer los obstáculos de la pelvis. Todos los movimientos que hace el feto con la cabeza para atornillarse en la pelvis e ir descendiendo forma lo que se llama el mecanismo del parto. Por lo tanto, podemos definir el mecanismo del parto como la serie de movimientos que hace la presentación fetal (cabeza) para acoplarse a las partes más angostas de la pelvis y vencerlas para salir al exterior.

Este mecanismo sucede durante el primer y segundo periodo del parto. El mecanismo del parto se puede dividir en 5 tiempos:

1.- Primer tiempo: Lo primero que realiza el feto es el encajamiento, que consiste en la acomodación de la cabeza fetal al diámetro útil del estrecho superior. En el estrecho superior hay unos diámetros oblicuos que son lo que se llaman diámetros de encaje, por lo tanto, el encajamiento lo hace en uno de los diámetros oblicuos del estrecho superior. Ahí se coloca la cabeza oblicuamente. La cabeza se coloca con la fontanela menor, occipital o vértice hacia la sínfisis pubis. Esto se llama parto de vértice o parto occipito-púbico.
Esta acomodación de la cabeza en la pelvis es una situación equidistante de la sínfisis pubis y promontorio. Es decir, si trazamos una línea media representada por la sutura interparietal, equidista igual de la parte anterior que de la parte posterior de la pelvis. Es lo que se llama sinclitismo.

Segundo tiempo: El feto desciende por el canal del parto atornillándose, y el segundo tiempo se llama rotación interna: vencido el primer obstáculo ya puedo colocar su cabeza en situación longitudinal. Para eso tiene que rotar: Hace un giro de unos 45 grados (un octavo de vuelta de tornillo). El occipital del feto está debajo del pubis y la cara mirando hacia el sacro.

Tercer tiempo: Es el denominado deflexión de la cabeza: Se produce una deflexión de la cabeza para poder salir al exterior. En este tiempo, hasta que empieza a salir la cabeza del feto, nuestra actitud era expectativa, pero cuando empieza a estirar la cabeza, hay peligro de desgarros en el periné o vagina, y aquí empieza la actividad activa de la asistencia al parto.
En este momento podemos hacer una prevención para que esto no suceda, que se llama protección del periné. Esta protección tiene la finalidad de que por la salida brusca de la cabeza no se produzcan desgarros. Para eso se hace una maniobra sencilla: Con una mano impedimos que la cabeza salga de forma brusca, y con la otra pinzamos el periné para evitar los desgarros. Esto es una protección manual, pero también la hay quirúrgica mediante la sección del periné para dar más amplitud al canal del parto y evitar problemas. Esto es lo que se llama episiotomía, que ese hace con anestésico local. Esto se hace en la mayoría de los partos.
Los hombros quedan atravesados en la pelvis y no pueden salir, entonces aquí viene el cuarto tiempo.

Cuarto tiempo: Este tiempo se llama rotación externa: Puede ser espontánea porque el feto cambia, o puede ser ayudada. Consiste en que se gira la parte interna de uno de los muslos de la madre, y así un hombro se coloca hacia el pubis y el otro hacia el cóccix. Así, el diámetro de los hombros coincide con el de la pelvis y ya pueden salir.

Quinto tiempo: Se llama parto de hombros: Se hace una sencilla maniobra: Con las dos manos se tira de la cabeza y se baja el hombro anterior, y segundo, una vez que ha salido el anterior, el posterior. El resto del tronco fetal sale sin ninguna dificultad. En los dos primeros tiempos, la actitud es expectativa. En los tres siguientes la actitud es activa.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario