Parto y puerperio normal


El parto es la terminación del embarazo en un término fisiológico. Está en la 40 semana y es lo que se llama parto a término. También puede ocurrir cuando el feto está maduro, es decir, que pesa 2500 gramos o más. Esto puede ocurrir en la 37ª semana, y también pertenece al parto a término.

Cuando el parto sucede más allá de la semana 42 se habla de parto post-término, que es el equivalente del embarazo prolongado, que puede ser cronológicamente prolongado (mujer que pare más allá de la semana 42,pero el embarazo es normal y ocurre porque tiene ciclos irregulares, etc…) o prolongado biológico (casos de enfermedades que alteran la función de la placenta y pueden tener consecuencias sobre el feto).

Cuando el parto ocurre antes de la semana 37 se llama parto pre-término o parto prematuro. Esto da lugar a un feto de menos de 2500 gramos de peso, que es prematuro y tiene posibilidades de morir porque es inmaduro. Aquí hay un concepto que es el parto inmaduro, que ocurre cuando el feto nace entre la semana 20 y la 29. Este feto tiene más peligros porque no está desarrollado. Cuando el parto se interrumpe en la semana 20 o antes, se llama aborto.

El parto se pone en marcha, fundamentalmente, porque hay una secreción exagerada de oxitocina en el lóbulo posterior de la hipófisis, que es una hormona que tiene la propiedad de contraer el músculo uterino (miometrio) además de otras propiedades. Al ponerse en marcha la contractibilidad uterina, el útero pasa a contraerse de forma uniforme para hacer contracciones regulares. Estas fuerzas están representadas por el miometrio, que es el motor del parto.

El miometrio se contrae, y el cuello del útero se dilata para permitir el paso del feto a través del mismo, y a continuación, de la vagina para salir al exterior. Esto es posible gracias a que las características de las contracciones son que son rítmicas, cada vez más intensas y cada vez más frecuentes. Así, podemos decir que el parto es un proceso progresivamente acelerado. De esta forma, se empieza a abrir el canal cervical, debido a las contracciones.

El feto tiene que pasar el canal del parto, que está formado por los huesos de la pelvis, y tiene forma curvada, y tiene que vencer todas las estrecheces; y para hacerlo, el feto tiene que colocar la cabeza en la pelvis menor e ir venciendo los obstáculos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario