Riesgos del embarazo


Cuadros hemorrágicos: Se pueden dividir entre los que suceden en la primera mitad del embarazo y los que suceden en la segunda mitad. En algunos libros, los de la primera mitad se llaman del primer trimestre, y los de la segunda mitad se llaman del tercer trimestre.
En la primera mitad del embarazo, los cuadros hemorrágicos son 3: Aborto, mola vesicular y embarazo ectópico (fuera del útero). Todos estos cuadros se caracterizan por hemorragias.

1.- Aborto: Es la terminación espontánea o provocada del embarazo hasta la 20 semana de gestación. Este aborto sucede con una frecuencia del 10 % de los embarazos, pero esto es variable según los abortos que haya tenido la mujer. Si ha tenido y, la frecuencia sube a 15%. Si ha tenido 2 a 30%, etc…

Las causas del aborto son varias: 1.- Infecciones: Que pueden ser por estreptococos, sífilis, virus, etc… 2.- Causas uterinas: Las malas posiciones uterinas. Cuando está caído hacia atrás, cuando tiene una malformación, cuando tiene un tumor, etc… 3.- Causas cromosomiales o genéticas. 4.- Deficiencias hormonales

Este embarazo cursa con hemorragia, que en principio es escasa y va a constituir un cuadro clínico que se llama amenaza de aborto, donde hay dolor y hemorragia. Este cuadro clínico puede estabilizarse y no seguir adelante, y el embarazo continúa normalmente. No hay medidas farmacológicas para detener la amenaza de aborto. El mejor remedio es el reposo. Si el embarazo no sigue adelante surge el segundo cuadro clínico que se llama aborto inminente, donde hay dolor, hemorragia, acortamiento del cuello del útero y caída del huevo. El siguiente cuadro es el aborto en evolución, donde hay un aumento del dolor, hemorragia, restos ovulares en la pérdida hemorrágica y cuello permeable por donde se expulsa el huevo. Esto se manifiesta en el estado general de la mujer dando lugar a shock hipovolémico debido a la pérdida de sangre, pero por hemorragia de aborto no se muere, a no ser que tenga otras causas, porque se produce una vasoconstricción que evita que siga sangrando.

Cuando estamos en aborto de evolución hay dos cuadros clínicos. Uno es donde se expulsa todo el contenido del útero (aborto completo), y otro donde se expulsa parte del contenido (aborto incompleto).

2.- Mola vesicular: También llamada mola hidatídica. En este cuadro sucede que todo el producto de la gestación se transforma en un complemento de vesículas que no son más que el resultado de una degeneración hidrópica de las vellosidades de la placenta. Hay una mola parcial donde parte de la placenta degenera, pero se desarrolla el feto. Esta es poco frecuente; la más frecuente es la completa. No se conocen las causas muy claramente de cual es la causa de la mola. Se puede decir que la frecuencia de la mola es de una cada 500 embarazos, pero esto varía geográficamente. La mola vesicular se caracteriza fundamentalmente porque el útero está aumentado por encima de lo normal. Se caracteriza por una excesiva producción de gonadotropina corial, que se puede demostrar con la orina. Y en tercer lugar se caracteriza porque no hay un feto dentro del útero. La mola nos va a dar un cuadro clínico de hemorragia y dolor, y con esa sangre se expulsan parte de esas vesículas, y cuando veamos esto podemos decir que hay mola. Esta mola hay que tratarla, y el tratamiento consiste en la evacuación. Hay que evacuarla porque esa mola se puede infiltrar por la pared del ovario o del útero, o pasar a la sangre, dando lugar a tumores trofoblásticos. El tumor más maligno de mola es el corioepitelioma. Por lo tanto, en algunas molas, después de la evacuación hay que hacer un tratamiento con quimioterapia.

3.- Embarazo ectópico: El más frecuente es el que sucede en la trompa de Falopio (embarazo tubárico). Este embarazo puede presentarse en cualquier parte de la trompa. Otras formas de embarazo ectópico son en el ovario, y puede haber embarazo que asienta en la cavidad peritoneal (embarazo abdominal), pero son muy raros.

La frecuencia del embarazo ectópico es de 1 cada 250 embarazos. Este embarazo cursa con hemorragias que suelen ser precoces y escasas porque puede evolucionar de 2 formas distintas. Una es que el huevo salga por la parte terminal de la trompa y vaya al abdomen, y es lo que se llama aborto abdominal y se produce una hemorragia interna. La otra forma más grave es cuando se rompe la trompa dando lugar a la rotura tubárica, con gran cantidad de pérdida hemática que va acompañada de un dolor muy intenso que va a producir un cuadro hemorrágico. Cuando una mujer con un embarazo ectópico tiene uno de estos accidentes don de los más graves. Este cuadro de embarazo ectópico solo tiene una solución que es la quirúrgica, es decir, la extirpación de las trompas de Falopio. Sólo en casos en que se diagnostique el embarazo antes de que se complique se puede inyectar un tratamiento quimioterápico para matar al huevo y evitar así la extirpación de la trompa de Falopio.

La otra parte de las hemorragias del embarazo son las de la segunda mitad. Son 3: Placenta previa, desprendimiento prematuro de la placenta y la rotura del seno marginal de la placenta.:

1.- Placenta previa: Es aquella que se implanta total o parcialmente en el tercio inferior del útero, de ahí que se describan 3 formas clínicas: La primera es aquella en que la placenta obstruye la salida del útero y es lo que se llama placenta previa total. La segunda forma es aquella en la que parte de la placenta está en el tercio inferior del útero y aún así ocluye la salida del útero. Esta se llama placenta previa lateral. La tercera forma es aquella en la que el margen inferior de la placenta llega a contactar con el canal cervical. Esto se llama placenta previa marginal.

La sintomatología de la placenta previa aparece en los 3 últimos meses del embarazo en forma de pérdida hemorrágica indolora escasa. Es lo que se llama hemorragia de aviso. En estos casos, lo que se prescribe es reposo absoluto, y estas mujeres dejan de sangrar, pero en una segunda etapa sucede una hemorragia más intensa que es la hemorragia de alarma, y lo que se prescribe es cirugía. En los 2 primeros casos de placenta previa (total y lateral) el parto es por cesárea, en la marginal puede ser por vía vaginal porque si el feto se encaja comprime la pelvis y deja de sangrar.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario