Trastornos de la causalidad multifactorial


Trastornos en el grupo las familias pero no se asocian con evidentes aberraciones cromosómicas o patrones mendelianos. Muchos incluyen malformaciones congénitas como el labio leporino, estenosis pilórica, y la espina bífida, enfermedad de las arterias coronarias; diabetes mellitus tipo 2, y diversas formas de neoplasia. A menudo se caracterizan por diferentes frecuencias en diferentes grupos raciales o étnicos, la disparidad en la predilección sexual, y una mayor frecuencia (pero menos de la concordancia total) en los gemelos monocigóticos que en gemelos dicigóticos. Este patrón de herencia se denomina “multifactorial” para significar que múltiples genes interactúan con distintos agentes del medio ambiente para producir el fenotipo. El agrupamiento familiar se supone que es debido a la puesta en común de los dos alelos y el medio ambiente.
Para la mayoría de condiciones multifactoriales, hay poco entendimiento de qué genes están implicados en particular, la forma en que interactúan y sus productos, y de qué manera los factores no genéticos diferentes contribuyen al fenotipo. Para algunos trastornos, estudios bioquímicos y genéticos han identificado las condiciones mendeliana en el fenotipo secundarios: Defectos de la densidad de la lipoproteína de baja del receptor de la cuenta-por una pequeña fracción de casos de enfermedad isquémica del corazón (una fracción mayor si los pacientes sólo menores de 50 años se consideran) ; poliposis familiar del colon predispone al adenocarcinoma, y algunos pacientes con enfisema tienen deficiencia heredada de 1la proteinasa ( 1-antitripsina) inhibidor. A pesar de estos ejemplos notables, esta preocupación reduccionista con fenotipos mendelianos es poco probable para explicar la gran mayoría de las enfermedades humanas, pero aun así, en último análisis, la mayor parte de la patología humana demostrará ser asociada a factores genéticos en la causa, patogenia, o ambos .
Nuestra ignorancia sobre los mecanismos genéticos fundamentales en el desarrollo y la fisiología no ha restringido completamente los enfoques prácticos para la genética de las enfermedades multifactoriales. Por ejemplo, los riesgos de recurrencia se basan en datos empíricos derivados de la observación de muchas familias. El riesgo de recurrencia de los trastornos multifactoriales se incrementa en varios casos: (1) en familiares cercanos (hermanos, hijos y padres) de un individuo afectado, (2) cuando dos o más miembros de una familia tienen el mismo estado, (3 ) cuando el primer caso en una familia está en el sexo menos comúnmente afectadas (por ejemplo, estenosis pilórica es cinco veces más común en los niños; una mujer afectada tiene un triple a cuatro veces mayor riesgo de tener un niño con estenosis pilórica), y (4 ) en los grupos étnicos en la que hay una alta incidencia de una enfermedad concreta (por ejemplo, la espina bífida es 40 veces más común en los blancos-y aún más frecuente entre los irlandeses-que en los asiáticos).
Para muchos trastornos multifactoriales al parecer, algunas familias también han sido examinados a hacer constar los datos empíricos de riesgo. Una aproximación útil del riesgo de recurrencia en parientes cercanos es la raíz cuadrada de la incidencia. Por ejemplo, muchas malformaciones congénitas comunes tienen una incidencia de 1:2500 a 1:400 nacidos vivos, y los riesgos de recurrencia se calcula así, en el rango de 2-5%, valores que corresponden en gran medida a la experiencia.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Genética.




Deja un comentario