Valoración de la madre durante el parto


1.- Estado general de la madre: Exploración que nos dice si la mujer está en buen estado, y control de las constantes vitales.

2.- Contracciones uterinas: Son cada vez más frecuentes. Tienen un ritmo, y esto las diferencia de las contracciones que no son de parto, ya que estas no son rítmicas. El ritmo es creciente, ya que cuando avanza el parto las contracciones son más frecuentes, y son dolorosas. Estas contracciones uterinas pueden ser normales, y pueden ser anormales, y son así por menos cuando son menos de 2 cada 10 minutos, y por más cuando son más de 5 cada 10 minutos. Cuando son anormales por menos se utilizan medios estimulantes de la contracción uterina, y el medio más estimulante es la oxitocina que se emplea por vía intravenosa en gotas, y se emplea entre 5 y 10 unidades internacionales de oxitocina diluidas en 500 cc de suero glucosado o glucosalino hasta que las contracciones se hagan rítmicas y normales. Cuando son anormales por más, aplicamos medicación sedante, que son los adrenérgicos, y podemos utilizar la ritodrina por vía intravenosa a dosis variables hasta que se consigue parar la contracción uterina, y luego recomienza la contracción de forma normal.

En medio estimulante hay dos casos: Hipodinamia. Cuando no hay contracciones: Se realiza la inducción del parto con la oxitocina, igual que antes. Cuando hay entre 0-2 contracciones: Hay que estimularlas

La medicación sedante se usa en la hiperdinamia y también cuando en el parto hay un problema y hay que parar el parto porque hay peligro fetal en el sentido del sufrimiento, que es cuando están alteradas las variables del estado fetal normal: Pérdida de oscilaciones rítmicas, frecuencia menor de 120 o mayor de 165, etc…

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario