¿Sí o no a la leche de vaca?


Desde recién nacidos, todos los mamíferos toman leche, sin embargo, los humanos son los únicos que siguen consumiéndola durante su vida ¿Por qué? Por las múltiples propiedades que se le conocen y que han permitido que se le califique como “el alimento más completo”.

Proteínas: 1 taza aporta 7 grs. Las proteínas de la leche son de alto valor biológico y son necesarias para funciones vitales del organismo como síntesis de tejidos, hormonas y enzimas. Además, forman parte importante del sistema inmune (defensas del organismo).
Vitaminas: Las vitaminas de la leche son principalmente A, D, B1 y B2.
Minerales: La leche aporta potasio, calcio, cloro, fósforo, sodio, azufre y magnesio.
Lípidos: La leche entera aporta 6,7 gramos de proteínas, la semidescremada 3,5 gramos y la descremada 0.2 gramos. La leche entera y semi descremada tienen grasas saturadas, por lo que no son recomendables, ya que elevan el colesterol.
Agua: La leche tiene un 88% de agua.
Carbohidratos: 1 taza aporta 10 gramos. Los carbohidratos son los que entregan la mayor parte de la energía a nuestro organismo.
Calcio: 1 taza aporta 240 mg. Es muy importante en la formación y mantención de la masa ósea.

Las personas que tengan intolerancia a la lactosa tienen que consumir la que no contiene este azúcar. Si hay otra intolerancia que impida su consumo, como la alergia a la proteína de la leche de vaca , es recomendable, especialmente en las mujeres que están amamantando, un suplemento de calcio.

Asimismo, se recomienda la leche descremada por su bajo contenido de grasas saturadas. Aunque los niños, dependiendo de su estado nutricional, deben tomar leche entera hasta los seis u ocho años. Luego, semi o descremada.

¿Sirven los derivados de igual manera?
Sí, una taza de leche es equivalente a un yogurt, un trozo de quesillo o queso. Los derivados mantienen el aporte de todos los nutrientes, a excepción del queso que tiene más grasa que la leche descremada.

Pero, la leche sigue siendo el principal recurso del que se obtienen calcio, vitaminas y minerales. Es el alimento más eficiente para lograr la fijación de calcio en los huesos y evitar así la osteoporosis. Aunque la absorción de calcio se logra hasta los 20 años, durante el resto de la vida, el calcio sigue siendo necesario para, entre otras, funciones, el movimiento de los músculos y una serie de fenómenos fisiológicos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario