Aprende a prevenir la broncoaspiración y asfixia en los bebés


La broncoaspiración es el paso accidental de alimentos sólidos o líquidos a las vías respiratorias. Este puede causar asfixia, es decir, no poder respirar, cuando sobreviene un vómito o regurgitación, la comida queda acumulada en la boca y es llevada hacia los bronquios al momento de aspirar, lo que obstruye las vías respiratorias.. Sigue estas recomendaciones para prevenir que los niños pequeños y los bebés sufran de broncoaspiración.

Medidas preventivas

* Mientras alimentas al bebé, sosténlo semisentado en tus brazos para evitar que tome mucho aire mientras se alimenta.

 * Asegúrate que eructe periódicamente para que libere el aire que queda atrapado en el estómago y no salga la leche ingerida.

 * Mantén al niño semisentado cuando termine de tomar el biberón.

 * Al acostarlo en la cuna no debe haber juguetes, cobijas o almohadas en exceso para evitar accidentes.

* Si le cubres la cabeza al dormir, que sea con un gorro integrado a la ropa con que lo duerme, para evitar que el bebé se cubra la cara al moverse. Si el bebé está enfermo, revísalo con mayor frecuencia, sobre todo después de la alimentación o de que tome algún medicamento.

 Síntomas

Generalmente, los síntomas de la broncoaspiración y en su, obstrucción de vías respiratorias son:

* Dificultad para respirar

* Crisis de tos

* Estridor (ruido al respirar)

* Disfonía (cambios en el timbre o intensidad de la voz)

* Cianosis (coloración amoratada de la piel)

 * Pérdida del conocimiento

Tratamiento

Lo mejor en un caso de broncoaspiración es extraer el objeto o sustancia que obstruye las vías respiratorias por medio de maniobras de primeros auxilios. Si éste no se libera con facilidad, es posible que sea necesaria una traqueotomía. Dependiendo de la gravedad de la situación puede ser necesario llamar a un servicio de emergencia o acudir al médico inmediatamente y seguir al pie de la letra sus indicaciones.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




One Response to “Aprende a prevenir la broncoaspiración y asfixia en los bebés”

  1. Alma REynoso Dice:

    Tengo 31 años y anoche tuve un conato de broncoaspiración. Estaba dormida y el mecanismo de defensa al no poder respirar me hizo levantarme de la cama, entonces sentí alimento en la garganta, comencé a toser, y cuando quise jalar aire, ya no pude, traté de tranquilizarme y poco a poco comencé a jalar de nuevo, pero me asusté mucho y quisiera saber a qué se debe y sobre todo, cómo puedo prevenir que vuelva a ocurrir. Muchas gracias por su amable respuesta.


Deja un comentario