Bajar de peso con la fibra


Seguramente usted ha oído hablar de la fibra, y que ésta colabora mucho en el tratamiento para bajar de peso, incluso vemos en el mercado muchos medicamentos a base de fibras, indicadas para el adelgazamiento.
¿Pero usted sabe dónde se encuentran y cuál es su importancia para la salud y bajar de peso?
Las fibras se clasifican en solubles e insolubles en agua, sus moléculas no se digieren ni se absorben en el organismo, así que no nos proporcionan nutrientes y calorías.
Su consumo es necesario, ya que su función es precisamente esa, que actúe como una escoba, absorbiendo el exceso (azúcar, grasa) y barriendo hacia fuera del cuerpo lo que no es necesario.
La presencia de fibra en los alimentos ayuda a mantener el cuerpo en equilibrio, proporcionando un mejor funcionamiento del sistema gastrointestinal, favoreciendo  la prevención del estreñimiento y enfermedades relacionadas con el intestino.
Ayuda a controlar el peso, disminuyendo el tiempo del vaciamiento gástrico, provocando aumento de la saciedad, además de ser un factor de protección, en la prevención de enfermedades cardiovasculares, ayudando a mantener buenos niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa.
Lo realmente positivo es que se puede conseguir en varios alimentos, fáciles de encontrar en las ferias y mercados.
Ejemplos: frutas, verduras, legumbres (frijoles, lentejas, garbanzos, soja), oleaginosas (castañas y nueces), cereales integrales (pan, arroz, salvado de trigo).
Como dijimos es imprescindible el consumo de fibras, para bajar de peso, pero debemos tener la precaución de no consumir en forma excesiva, ya que pueden aparecer algunos trastornos gastrointestinales y disminución de la absorción de algunos nutrientes son igualmente importantes para la salud como el zinc y el hierro.
Sugerimos como siempre el asesoramiento de un profesional, experto en el tema, antes de aumentar  el consumo de las mismas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario