El milagro de los antioxidantes


 Pricipalmente retrasan el envejecimiento de las células, aunque algunos de ellos están mitificados. Lo cierto es que los antioxidantes son nutrientes que evitan el fenómeno de la oxidación, proceso en el que una sustancia hace contacto con el oxígeno, lo que produce un cambio y produce degradación paulatina en su consistencia.
Estos nutrientes evitan el daño que ocasiona la oxidación de las células que luchan contra los radicales libres, los cuales son generados por las funciones normales del cuerpo, tales como la respiración, el metabolismo y la actividad física.

Los radicales libres atacan y debilitan las células sanas, haciéndolas más vulnerables a las enfermedades. Al ser producto de las funciones del cuerpo, todos están expuestos a ellas por lo que la necesidad de los antioxidantes es esencial.
Las formas más comunes de antioxidantes son las vitaminas A, C y E, que se encuentran en las frutas pigmentadas con colores muy intensos con colores intensos de color amarillo o anaranjado y aquellas de color rojo contienen estas tres vitaminas, que son los tres antioxidantes principales.
Las frutas y verduras ricas en antioxidantes también contienen otros químicos que combinados crean un efecto sinérgico en el que el beneficio para el cuerpo es mayor.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario