Mantén tu espalda saludable con estos ejercicios


Una de las cosas que no sólo padecemos las mujeres, sino también los hombres, es el dolor de espalda que puede ser causado por la mala postura que adquirimos al estar muchas horas sentados en un escritorio o frente a un monitor, o tal vez por la mala posición que adquirimos al dormir.

Es por todo esto que buscamos las mejores soluciones para disminuir ese molesto dolor de espalda, por lo que esta vez te he traído unos ejercicios para aliviar esos molestos dolores, eso sí, recuerda que si el dolor es demasiado intenso, es necesario que acudas inmediatamente al médico para que te revise.
Recuerda que antes de hacer estos ejercicios debes estar relajada y usar una colchoneta en buenas condiciones para que los ejercicios no te duelan al hacerlos sobre el suelo. Aquí los tienes:

Flexionar las piernas: te echas boca arriba sobre la colchoneta, luego levantas las piernas con las rodillas flexionadas y colocas los brazos a ambos lados del tronco, logrando aplastar la espalda contra el suelo. Repite esto durante unos 5 minutos unas 3 veces por semana.

Rodillas al pecho: al igual que en el ejercicio anterior, te echas sobre la colchoneta o si deseas sobre el suelo, levantas las piernas con las rodillas flexionadas, y las subes hasta que estas choquen contra tu pecho, es ahí cuando las sostienes con ambos brazos por unos segundos y te relajas. Respira profundamente y vuelve a repetir el ejercicio unas 3 veces primero, la siguiente vez lo haces 5, etc.

Flexionar las caderas: para este ejercicio deberás echarte boca abajo. Después de esto apoyas tu barbilla sobre tus brazos, y vas a ir levantando lentamente una pierna a la vez, con la pelvis que te ayudará de soporte. Luego intercalas una pierna y otra. Repite este ejercicio unas 3 veces para cada pierna la primera vez.

Recuerda que debes hacer de estos ejercicios una rutina, para que así te pueda ayudar en la disminución de tus dolores de espalda. Empieza por hacerlos en las mañanas o noches, y unos 3 o 5 veces por cada ejercicio, después vas incrementando el ritmo y sigues con tu rutina de manera diaria.
Trata de tener una buena postura al caminar, cuando te encuentras sentada y hasta cuando duermes, de esta manera estarás cuidando de estos terribles dolores a tu espalda. Come sano, haz ejercicio y sonríe siempre. ¡Suerte!

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Dermatología.




Deja un comentario