Aprende a elaborar una saludable infusión


La fitoterapia nos ha legado, gracias al propio saber popular recopilado generación tras generación durante muchos siglos, el conocimiento de la existencia de infinidad de plantas medicinales que, precisamente, pueden ser utilizadas para mejorar o tratar problemas de salud gracias a sus diferentes virtudes terapéuticas.
Aunque una buena forma de aprovecharnos de todas sus propiedades es a través de muchos remedios caseros y naturales, no hay duda que una manera sencilla de hacerlo es a partir de la elaboración de una maravillosa infusión.
Por suerte, la Naturaleza nos ha legado una gran variedad de plantas y hierbas útiles y adecuadas para una gran variedad de trastornos, enfermedades o molestias.
Pero para poder disfrutar correctamente de todas sus virtudes, es preciso saber cómo preparar una infusión. Te lo explicamos paso a paso.
¿Cómo preparar una infusión?
A la hora de preparar una infusión, no hay duda que en un primer momento es fundamental saber cuáles son las virtudes de las plantas que vayamos a consumir, y obviamente contar con un puñado de ellas.
La forma de preparación de una infusión es prácticamente la misma si elaboramos sólo una taza, o si por ejemplo utilizamos un litro de agua, ya que sólo variarán las cantidades tanto de agua como de hierbas a usar.
En primer lugar, debemos conocer la proporción de hierbas a utilizar respecto a la cantidad de agua a consumir. Si, por ejemplo, vamos a preparar sólo una taza de agua, basta con usar un puñado de hierbas o de plantas. Si, por el contrario, son mas tazas de agua o el equivalente a un litro, las cantidades serán algo mayor.
Una vez hayamos escogido las hierbas o plantas, debemos seguir los siguientes pasos:
1. Pon el agua en un cazo, y llevarla a ebullición.
2. Justo en el momento en que empiece a hervir, añade las hierbas y dejarlas junto con el agua hirviendo durante unos 3 minutos.
3. Pasado este tiempo, apaga el fuego, tapa y deja en reposo durante otros 3 minutos.
4. Finalmente, cuela y bebe.
Puedes endulzar la infusión como más te guste, aunque nosotros siempre recomendamos beberla tal cual, ya que sólo así podremos disfrutar de todo su sabor, de la manera más natural posible.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario