Aprende a fortalecer las uñas


Quita tus manos del teclado y del ratón por un momento y míralas cómo las tienes. Deténte en tus uñas. ¿Se ven realmente fuertes y sanas como te gustaría? Te traemos varios consejos para que puedas lucir unas uñas mucho más lindas sin necesidad de gastar en productos costosos. Créelo: ¡Podemos estar bellas sin gastar dinero!
Son todos trucos caseros, sencillos, económicos y – sobre todo, naturales – para que tengas unas uñas 10 puntos. ¡Comienza ya!

¿Sabías que la salud de las uñas es consecuencia de nuestra alimentación? Entonces, para empezar a tener las uñas más fuertes, debes alimentarte sanamente, consumiendo alimentos ricos en proteínas, calcio, vitamina A, C y E, como las frutas, verduras, carne y productos lácteos.

Evita el excesivo contacto con agua. Cuando laves la cocina, limpies el baño, laves la ropa, cuides el jardín o realices cualquier actividad doméstica que incluya contacto con agua trata de usa guantes de goma o látex. Esto te ayudará a protegerlas de roturas y desgaste que causan el agua caliente y los productos químicos.

Siempre seca las uñas. Cuando salgas de bañarte, o cuando termines las tareas del hogar que recién te mencionaba, lava tus manos, enjuágalas y sécalas adecuadamente. Si dejamos las uñas húmedas, pueden contraer hongos.

Rompe una cápsula de vitamina E y aplica su contenido en tus uñas antes de irte a dormir. Masajea hasta que absorba. Este truco te ayudará a que las uñas se vean más suaves y lubricadas.

¡No uses las uñas como herramienta! Si quieres tener las uñas lindas, no las uses para quitar o raspar pegatinas, destapar botellas o abrir objetos. Para ello, recurre a las tijeras, a las pinzas o a los mondadientes.

Mezcla aceite de argán y jugo de limón en cantidades similares en un recipiente pequeño. Bate correctamente. Sumerge tus dedos allí durante 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia y seca. Repite este truco una vez a la semana: te ayudará a tener las uñas más largas y fuertes.

Bate 2 yemas de huevo en un recipiente pequeño. Mezcla con un cuarto de taza de leche y una cucharada de miel. Sumerge tus dedos durante 10 a 15 minutos. Enjuaga con agua fría y seca.

Mezcla 1 cucharadita de germen de trigo con 2 cucharaditas de aceite de ricino y 2 cucharaditas de sal. Vierte la mezcla en un recipiente limpio. Aplícala en tus uñas con regularidad para fortalecerlas.

Diluye 1 cucharada de sal en medio litro de agua tibia. Sumerge los dedos allí durante 20 minutos. Retíralos y sécalos. Luego, aplica crema hidratante. Repite una vez al día durante 10 días.

Mezcla 1 cucharada de jugo de limón con pizcas de sal. Toma un pincel pequeño y aplica la mezcla en tus uñas, dejando actuar de 15 a 20 minutos. Enjuaga y seca bien.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Belleza.




Deja un comentario