Causas de la halitosis


La halitosis es uno de los problemas que más afecta la salud bucal y que, sin duda, es una molestia muy grande que nos baja mucho el autoestima.

¿Qué es?

Es un síntoma caracterizado por el mal aliento y afecta a más del 50% de la población. Sin embargo, es bueno saber que hay formas de evitarlo, siempre y cuando se siga un tratamiento adecuado. Aunque, el mismo dependerá de las causas de la halitosis, ya que puede aparecer por muchas cosas. Hoy te contamos cuáles pueden ser y cómo tratarlo.

Tipos de halitosis

A veces, el tipo de halitosis es síntoma de problemas muy concretos.

Por ejemplo, halitosis con “olor a podrido” puede indicar un deterioro dental, enfermedad de las encías o sinusitis. Halitosis con “olor afrutado” podría ser síntoma de diabetes mellitus. Halitosis con “olor a queso” en un niño suele avisar de la presencia de un cuerpo extraño en su nariz. Halitosis con olor a orina puede ser síntoma de fallo renal.

Causas de la halitosis Odontología

Otras causas de la halitosis incluyen condiciones de origen médico o químico. Por ejemplo, la disfunción del hígado, la enfermedad pulmonar y la enfermedad respiratoria.

Hay también medicamentos que pueden causar halitosis, La sequedad en la boca puede estar provocada por más de trescientos fármacos, entre los que se cuentan antidepresivos y antihistamínicos.

Algunas de las principales causas de este mal

Sabiendo por qué es probado este problema podremos tratarlo correctamente. Por ejemplo, en el caso de que tengamos una caries, está claro que la forma de tratarlo es eliminándola. De todas formas, vamos a contarte como evitar esta condición, es muy sencillo y podemos hacerlo desde casa.

Primero que nada, la alimentación es un factor fundamental, en nuestra dieta debemos incluir fruta y verduras frescas. Además, no debemos olvidarnos de los frutos secos, legumbres y cereales integrales. Por otro lado, también es importante mantenernos correctamente hidratados para evitar la sequedad en la boca. Por tanto, beber 2 litros diarios, lo que se recomienda.

También es importante evitar abusar de bebidas como el café y quizás cambiarlo por el té, que inclusive ayuda a frenar el crecimiento de algunas bacterias presentes en la boca.

Por último, procura masticar bien los alimentos y comer despacio, de esta forma favorecerás la digestión. Estos son algunos de los puntos que haremos bien en seguir, de esta forma podremos evitar padecer de halitosis. Sin duda vale la pena intentarlo.

Remedios caseros para combatir el mal aliento

  1. Utilice una pasta de dientes con clorofila.
  2. Los caramelos de menta son muy eficiente para eliminar el mal aliento.
  3. Un remedio natural consiste en comer en ayunas un melocotón de carne amarilla.
  4. Si la halitosis es causada por las encías inflamadas o que sangran, debe hacer un enjuague bucal compuesto por dos cucharadas de salvia roja en medio litro de agua. Esta preparación debe llevarse al punto de ebullición y seguidamente déjela reposar durante 20 minutos.
  5. Otro remedio casero consiste en el uso del perejil. Para ello, se hierven dos tazas de agua y varias ramitas de perejil conjuntamente con dos o tres clavos de olor enteros. Esta mezcla debe ser revuelta mientras que se refresca. Debe después ser filtrada y ser utilizada como un enjuague varias veces al día.
  6. Un enjuague bucal que combate el mal aliento consiste en una cucharada de bicarbonato de soda en dos onzas de agua
  7. Masticar, después de una comida, un clavo de olor, anís o canela en rama.
  8. Licuar 250 grs de zanahoria, 125 grs de espinacas y 125 grs de pepino. Se toma medio vaso después de las comidas.
  9. Elaborar un jugo con un durazno, media toronja, un cuarto de mango, dos ramas de yerbabuena y media taza de agua. Para ello, se debe primero extaer el jugo de la toronja y luego se debe licuar todos los ingredientes con el jugo de la toronja y el agua. Tomar a diario al mediodía tres veces a la semana por un mes.
  10. Preparar un té con una cucharada de yerbabuena en una taza de agua. Se deja hervir durante 10 minutos y se toma después de cada comida.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Odontología.




Deja un comentario