Comida chatarra afecta la inteligencia de los niños


 Es perjudicial para la salud, pero también  vuelve menos inteligentes a los niños; una dieta basada en patatas fritas de bolsa, galletas y pizzas en niños menores de tres años provoca daños en el cerebro hasta el punto de provocar una disminución del coeficiente intelectual.
Hasta en cinco puntos varía el coeficiente intelectual entre niños que se alimentan con comida basura y los que han tenido una dieta saludable hasta los 3 años. La investigación evidencia una diferencia de hasta cinco puntos en el coeficiente intelectual de los niños que durante sus primeros años de vida tuvieron una dieta ricas en grasas saturadas, que en los que se alimentaron de forma saludable, con frutas y verduras.

Los científicos advirtieron de que una buena nutrición es fundamental en los tres primeros años de vida, porque el cerebro crece a un ritmo muy acelerado. Incluso, si se producía un cambio positivo en la alimentación los efectos dañinos pueden persistir toda la vida. Este estudio, el primero que vincula la capacidad intelectual con la alimentación, tuvo en cuenta factores como el nivel social, lalactanciay la edad de los padres.
Los niños pequeños que tienen una dieta abundante en grasas, azúcares y alimentos procesados, por lo general, consumen muy pocas vitaminas y nutrientes, de ahí que sus cerebros no crezcan a niveles óptimos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario