Cómo mantener la piel saludable


La alimentación influye en el estado de la piel, siendo correcta, cuando la piel es tersa y radiante; los hábitos incorrectos de alimentación, contribuyen a un envejecimiento prematuro de la piel. Una dieta alta en grasas saturadas aumenta la incidencia del envejecimiento y la aparición de arrugas.
Entre las recomendaciones generales para tener una piel saludable, se encuentran:

Consume muchas frutas y vegetales, granos y cereales integrales.
Incluye diariamente alimentos ricos en vitamina C, como cìtricos, kiwis, fresas, guayabas y vegetales de hoja verde oscuro. La vitamina C actúa como un antioxidante, por lo tanto retrasa  el proceso de envejecimiento.
Toma de 2 a 3 porciones de lacteos desnatados.
Come cantidades moderadas de carnes magras como pechuga de pollo y pescados como  salmón. No olvides alimentos altos en vitamina E comoaceitede girasol, frutos secos, aguacates y semillas.
Incluye alimentos ricos en otros antioxidantes como las zanahorias, batatas y calabacines que son altos en el antioxidante beta caroteno.
Para tener una piel bien hidratada no olvides tomar de 1,5 a 2 litros diarios de agua.
Evita episodios de pérdida y ganancia de peso rápidos ya que esto aumenta la probabilidad de la aparición de estrías, arrugas y flacidez en la piel.
Evita el alcohol y el tabaco.
Realiza ejercicios para mantener un piel y músculos tonificados.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Dermatología.




Deja un comentario