Conoce más acerca de la Ayunoterapia


 El ayuno no solamente supone la no ingesta de alimentos sólidos, es decir no es únicamente un período de depuración, limpieza y regeneración física; sino también una oportunidad para realizar un trabajo psicoterapéutico profundo, en el que además de drenar las toxinas acumuladas de nuestro organismo,   puede ayudar a conocer y liberar aspectos psicoemocionales que no nos permiten crecer a nivel personal.
El ayuno es  una práctica que comprende  aspectos físicos y psíquicos y está indicado para personas totalmente sanas.   Los motivos que pueden llevar a una persona a ayunar son muy variados, desde una cuestión desaludfísica o psicoemocional, hasta una creencia  social.

Muchas de las veces las personas que se lanzan a realizar un ayuno con el único motivo de perder peso, acaban padeciendo efectos negativos de una inconsciente realización del ayuno. Por ello, la práctica del ayuno o ayunoterapia debe ser asesorada por un profesional de la salud.
Existen diferentes tipos de ayuno:
– Ayuno hídrico: En el que se ingiere agua. Por ser el más radical es el menos recomendado.
– Ayuno con líquidos: En el que se ingiere zumos de frutas, jugos de verduras, caldos variados e
infusiones.
– Ayuno con sirope de savia de arce: Se trata de realizar una mezcla con agua,  zumo de limón, la savia de arce
y se le suele añadir también pimienta cayena.
La duración de estos ayunos es muy variada, se recomienda de unos 3 a 7 días y siempre bajo el
control y asesoramiento de un profesional de la salud. Además, también se pueden realizar los llamados
semiayunos que tienen una duración de un día, una vez a la semana por ejemplo.
Para iniciar un ayuno primero hay que realizar una dieta de transición en la que progresivamente
vamos eliminando los alimentos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario