Cuidado con la fiebre durante el embarazo


Las embarazadas no están exentas de tener una gripe, un resfriado o cualquier otro trastorno que puede provocar fiebre.

Hablamos de fiebre cuando la temperatura corporal es superior a 37,5º. Con el embarazo la temperatura de la mujer puede elevarse unas décimas, alrededor de 37º, esto no sería fiebre sino solo un ligero aumento de temperatura.
¿Qué hacer si tienes fiebre?

Si tienes fiebre por encima de 37,5 llama al médico y coméntale tus síntomas. Si hay tos, sudoración, dolor de cabeza. Si alguien de tu familia ha sufrido alguna gripe o resfriado.

Sigue los consejos del médico. Bebe líquidos (agua, infusiones, caldos, zumos, leche), el médico puede recomendarte que tomes paracetamol (si tienes dolor o malestar)

Una compresa tibia sobre la frente, para aliviar la sensación de calor.

Un baño de agua tibia (mejor que fría) puede ayudar a bajar la fiebre.

Si la fiebre no baja , acude al hospital para que puedan revisar tu estado, hacerte pruebas o darte un tratamiento distinto.

Muchas mujeres temen que si tienen fiebre este hecho pueda afectar al bebé. Según estudios realizados solo cuando la fiebre es muy alta , por encima de 39,5º y en el primer trimestre podría afectar al bebé. Por esto es importante si tienes fiebre aunque no sea alta llames al médico o sigas los consejos que previamente te haya dado en consulta.

No trates de “sudar” la fiebre tapándote, bebe abundante líquido, descansa y ponte una compresa tibia.

Si el médico te aconseja paracetamol toma la dosis recomendada, no tomes más por tu cuenta.

Si la fiebre que has padecido no tiene aparentemente una causa clara, es posible el médico te haga análisis de sangre y orina para tener mayor información.

Si estás en el tercer trimestre de embarazo, has roto aguas y tienes fiebre, acude al hospital a la mayor brevedad.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario