Ejercicios de elongación son fundamentales para la salud


El estiramiento o la elongación suelen ser los ejercicios que menos se tienen en cuenta al momento de armar una rutina. Aún así, es el estiramiento lo que se considera como el aspecto más importante que nos mantendrá ágiles y alertas a medida que envejecemos. Además, a diferencia de los rigores del entrenamiento físico como el cardio o la musculación, es sumamente relajante y se siente bien para la mayoría.

El estiramiento es algo que puede realizarse en cualquier momento del día, pero idealmente, siempre estiraremos después de una rutina, especialmente si somos portadores de alguna zona del cuerpo crónicamente tensa.

Para estirarnos, hay algunas ideas guía que conviene tener siempre presente:

Estirar sólo cuando los músculos están en calor (luego del precalentamiento, o mejor aún, luego de finalizar nuestra rutina)
Estiramientos estáticos son una buena idea, centrándose en zonas que suelen ser tensas de por sí, como la parte baja de la espalda y los cuádriceps.
El mínimo de estiramiento son tres días a la semana, y lo ideal es hacerlos todos los días.
Siempre debemos estirar dentro de nuestro rango de movimiento. La elongación no debe doler jamás.
Al realizar un movimiento, mantenemos la posición durante 15-30 segundos, y realizamos de 2 a 4 repeticiones para cada músculo.

Es importante tener presente que las rutinas de yoga son una forma excelente de estirar el cuerpo mientras al mismo tiempo aumentamos la resistencia, además de promover la relajación y reducir el estrés. Los ejercicios de pilates también ayudan a aumentar nuestra flexibilidad, junto con la fuerza de los músculos del core y nos ayuda a entrenar la estabilidad. Estas dos actividades son un excelente complemento y un gran añadido para rutinas tradicionales de ejercicio aeróbico y entrenamiento de la fuerza.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicina Deportiva.




Deja un comentario