El limón un amigo para tu salud y belleza


El limón es uno de los alimentos más recorridos tanto para cocinar como para hacer zumos refrescantes pero muchas veces nos olvidamos de que también puede ayudarnos mucho a mejorar nuestra belleza. Sí, sus propiedades estéticas son muchas y muy efectivas.
Seguramente la vertiente cosmética que más conocemos del limón es su uso en la fabricación de aromas con gran poder energizante y revitalizante, tanto para perfumes como para aromaterapia. Pero esta no es la única propiedad de este cítrico. Te explicamos otras que puedes aplicar en tu día a día:
Para empezar, el limón es bueno para deshacer la grasa sebácea que tanto afea y maltrata el pelo. Tan sólo tienes que mezclarlo con agua cuando te limpies el cabello. Igualmente puedes usar su zumo vaporizándolo diluido en agua para aclarar los trozos más rubios de tu pelo y potenciar el brillo de tus mechas. Finalmente, un último uso del limón para tu cabello: eliminar el exceso de cal que llevan las aguas duras y que le quita el brillo.
El limón también tiene aplicaciones en la piel, ya que el ácido cítrico es un gran exfoliante. Frotando medio limón por las zonas manchadas o afeadas – como codos y rodillas- conseguirás blanquearlas y que queden regeneradas, más tersas, a partir del mes de usarlo. De la misma manera el limón elimina las manchas de nicotina de las yemas de los dedos y las uñas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Belleza.




Deja un comentario