Información de interés: La mafia médica


Ghislaine Lactot, médico del alma y autora del libro “La mafia médica” denuncia y cuestiona el sistema medico actual. Ella fue médico y ahora se dedica a interpretar la enfermedad desde otro punto de vista.

Entiende la enfermedad como algo que uno mismo provoca y de la que se es responsable. La diferencia estriba en la actitud con la que se afronta. Puedes ser una víctima, ¡pobrecito de mi que malito estoy! o puedes verlo como ¡ultimamente me he maltratado un poco, necesito descanso y meditar sobre la situación que me ha llevado a esto!
Tu enfermedad viene de ti, no de fuera, es un regalo que tu te haces para encontrarte contigo mismo. Refleja una desarmonía interior, en tu alma, es una ocasión para hacer las paces con uno mismo.
La medicina actual ha olvidado la salud, es una medicina de enfermedad y muerte, no de salud y vida. En la antigua China el médico chino era despedido si su paciente enfermaba, lo que se buscaba era mantener la salud.
La medicina del futuro pasa por los tratamientos alternativos, homeopatía, acupuntura,fitoterapia, yoga, meditación etc. son más baratas y menos peligrosas. La gente vive olvidando su alma, el cuerpo es el reflejo material de tu alma. Si uno es capaz de reencontrarse con ella, de pacificarla, puede ser capaz de vencer cualquier tipo de enfermedad. Dicho sea de paso ésto no es nada sencillo de conseguir y en una sociedad como la nuestra aún menos.
La receta que propone es alimentar la fe en uno mismo, esto fortalece el sistema inmunitario. Eliminar el miedo, evitar la sumisión a la enfermedad, pues mina las defensas,y sobre todo estar en paz con uno mismo. La medicina actual sería el último recurso y sólo en caso extremo.
La medicina actual mata moscas a martillazos y no siempre muere la mosca, aunque eso si siempre rompemos la mesa de cristal (dañinos efectos secundarios). Un ejemplo de todo esto son las vacunas, por poner un ejemplo la vacuna  de la hepatitis B que se fabrica con células ováricas de hamster cancerizadas para multiplicarlas en un suero de ternera estabilizado con aluminio.

La industria médica atenta contra nuestra salud, vive de que estemos enfermos. Los medicamentos se fabrican pensando en un beneficio industrial y económico y no en la salud.
Si la enfermedad te visita, acógela, haz las paces con ella, no salgas corriendo en busca de un salvador (médico), el salvador eres Tú.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Investigación Médica.




Deja un comentario