Introducción de plantas que desequilibran ecosistemas


En muchos casos, la inclusión de una especie en un determinado ecosistema da lugar a la generación de una gran cantidad de perjuicios, por las modificaciones que alteran ese balance, y que además puede agravarse si consideramos la siempre presente mano del hombre.

Pero en contraposición a ello recientes estudios publicados en la revista Diversity and Distributions han demostrado que la introducción de algunas especies de plantas, por parte de acción humana, en un ecosistema diferente, pueden producir efectos ecológicos.
Se define entonces como especie invasiva a aquella que ha sido introducida en un ecosistema por acción del hombre, erradicando a otras y generando cambios en el terreno y en la vegetación, los cuales pueden ser perjudiciales si no se lleva un control, o si llevan a la destrucción de todas las especies nativas.
De esta manera, demostraron que si bien el instinto de muchos ecologistas y activistas está en eliminar por completo aquellas especies no nativas del lugar en cuestión, se ha demostrado que en algunos casos éstas pueden generar un cambio favorable.
Entre las consecuencias más lejanas, está la posibilidad de que se pueda volver un área determinada a su estado natural, siempre y cuando se mantenga en una alta y mayoritaria población a aquellas especies nativas, las cuales siempre deben estar en una posición dominante en la comunidad estudiada.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Ecología.




Deja un comentario