La cuperosis


Cuando hablamos de imperfecciones en la piel, nos podemos referir a muchas cosas, entre ellas la cuperosis. La cuperosis es cuando los pequeños capilares que tenemos en la piel, se rompen formando pequeñas telarañas rojizas que se ven a simple vista.
Para evitar la aparición de la cuperosis, lo mejor es no apretar mucho cuando vamos a extraer los poros, o al tocar esas zonas, hacerlo con cuidado. Suelen aparecer más en las aletas de la nariz y las mejillas. Pueden aparecer también debido a los cambios bruscos de temperatura.

Lo bueno, es que si no es muy excesivo, estos capilares se reabsorben por si solos y desaparecen, pero si tu caso es un poco más abundante, puedes tratarlos con una infusión de manzanilla fría, aplicándola dos veces al día, hasta que desaparezcan.
Pero si tu problema es que son muy visibles y abundantes, lo mejor es acudir a un dermatólogo, el cual puede darnos varias soluciones, bien un tratamiento con láser, o bien la utilización de cosméticos constrictores o drenajes linfáticos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicamentos.




Deja un comentario