La pera:Una amiga de la salud


Una de las frutas que más me gustan son las peras, son deliciosas. pero ¿conoces todas las propiedades y beneficios que traen consigo? Si es así no te preocupes, esta vez hablaremos de las bondades de las peras.

Siempre nos han aconsejado que incluyamos frutas en nuestras dietas diarias, y esto ocurre porque las frutas son una excelente fuente de vitaminas, además que algunas de estas tienen la propiedad de ayudarnos a adelgazar, como la pera, pues esta tiene propiedades saciantes que nos ayuda en el proceso de perder peso de forma saludable.
Pero ¿cuáles son en sí los beneficios que nos traen las peras para poder adelgazar?, y ¿estos son sólo para adelgazar o hay muchos más beneficios? Aquí las tienes:

Es saciante: esta fruta cuenta con un alto contenido de fibras como la pectina, además de mucha agua, lo que la hace un alimento que nos da el efecto de saciedad, pues de esta manera permanecerá mucho más tiempo en nuestro estómago. Recuerda que la mayor contenido de fibras se encuentra en su cáscara, por lo que debes lavarla bien y comerla así.
Purifica la sangre: si eres de las personas que padece de colesterol alto, la pera será de gran ayuda para ti, pues es un alimento que se encarga de disminuir la concentración de colesterol, además de bajar los triglicéridos.
Excelente diurético: nos ayuda a limpiar nuestros riñones y a luchar contra la retención de líquidos, pues es un gran estimulante del riñón.
Disminuye la presión arterial
Hipotiroidismo: gracias a su alto contenido de yodo, es de gran ayuda en el tratamiento contra el hipotiroidismo.
Vitamina B: la pera contiene una gran cantidad de vitamina B por lo que va a proteger el aparato cardiovascular y ayuda a evitar la ateroesclerosis.
Contiene ácido fólico

Como ya has visto, los beneficios que trae consigo la pera son muchos y excelentes para nuestro organismo, además no contienen muchas calorías, pues hay sólo 46 por cada 100 gramos de esta fruta, así que no es necesario que te preocupes al comerlas.
Así que puedes incluirlas en tu dieta diaria a manera de postre, pues puedes comerlas enteras, licuarlas y mezclarlas con jugo de naranja, mezclarlas con un poco de yogurt, cereal o algarrobina.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario