La ulmaria y sus beneficios


La ulmaria, conocida también bajo el nombre de reina de los prados o barba de cabra, es una planta vivaz que alcanza cerca de dos metros de altura y florece junto a pantanos, ríos y estanques. De sus hojas y flores se extraen varios remedios naturales que beneficiarán a más de uno y en más de dos ocasiones.

Indigestión
Por su acción desinflamatoria y protectora del estómago, la ulmaria reduce el dolor de estómago y ayuda a eliminar los gases. Tomada en infusión, supone un remedio muy efectivo para tomar después de un atracón.
Acidez
Tomando entre dos y cuatro vasos de infusión de reina de los prados al día, conseguiremos reducir los niveles no sólo del estómago, sino de todo el cuerpo. Debemos saber que la ulmaria reduce el dolor que provocan las enfermedades reumáticas o la artritis, por citar sólo un par de ejemplos.
Diarrea
Una taza de ulmaria un par de ves al día (preparada a base de sus hojas y flores), te dejará como nueva en casos de diarreas.
Cistitis
En este caso será la acción diurética de la planta la que nos va a beneficiar, y que, además de mejorar los tratamientos contra la cistitis, refuerza también la acción eliminadora de la arenilla en la orina.
Gota y ciática
Consultando a un experto en todo momento, las dosis adecuadas de la ulmaria tomada en infusión proporcionan un buen efecto antirreumático que nos puede venir bien para enfermedades como la ciática, la gota o la artrosis.
Muchas y muy buena soluciones las que ofrece esta planta, ¿verdad? No obstante, tendremos en cuenta que la reina de los prados se contraindica en niños pequeños, en caso de padecer alergia a la aspirina, y tomada en altas dosis, ya que puede llegar a ser tóxica.
Consideraremos también que, para prepararla en infusión, la dosis adecuada (para un adulto) de ulmaria es de una cucharada de preparado herbal por vaso de agua.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Plantas Medicinales.




Deja un comentario