Los beneficios de realizar labores como voluntarios


El beneficio emocional de realizar una actividad de voluntariado
El ser humano tiene muchas inquietudes dentro de sí mismo, por ello, aspira a realizarse en diferentes facetas a la hora de poder ser feliz. La palabra felicidad, tal vez, se ha devaluado mucho en los últimos tiempos hasta el punto de que hoy día, muchas personas confunden la felicidad con el placer y la comodidad. Sin embargo, a veces, se puede ser feliz en el dolor en el sentido de estar tranquilo con uno mismo y con el camino realizado.
En este sentido, los expertos en psicología explican que merece la pena apostar por actividades de voluntariado porque este tipo de actividad produce efectos emocionales importantes. En primer lugar, conviene precisar que una actividad de voluntariado es muy positiva para cualquier persona mayor de 18 años. Por ejemplo, los más jóvenes pueden aprender a tomar valores saludables para vivir lejos del egoísmo mediante la ayuda a los demás. Los jóvenes de hoy día se han acostumbrado a tenerlo todo de una forma rápida y cómoda, sin embargo, mediante la ayuda solidaria también aprenden a compartir con los demás. De hecho, muchos bienes se disfrutan más cuando se comparten en familia o amigos, en definitiva, con un grupo.
Por otro lado, una actividad de voluntariado también es muy eficaz para cualquier jubilado que quiere encontrar una satisfacción en su vida y desea invertir su tiempo en una labor humanitaria en la propia ciudad. Del mismo modo, un trabajador también puede encontrar unas horas a lo largo de la semana para poder encontrar un espacio de optimismo y realización personal con el que combatir el estrés propio de las horas de oficina.
Realizar una actividad de voluntariado ayuda a una persona a sentirse útil y realizada, pero especialmente, el voluntario se siente integrado en la sociedad y también querido. ¿Alguna vez realizaste una actividad de voluntariado? Anímate, y comparte tu experiencia.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




Deja un comentario