Medidas básicas para evitar el mal aliento


El mal aliento o halitosis no tiene un origen definido. Las causas que lo provocan pueden ser muchas y en general se origina por una combinación de varios factores. A continuación brindamos algunos consejos y soluciones para saber cómo evitar el mal aliento.
En caso de que el mal aliento sea pasajero, posiblemente se trate de alguna comida que no ha caído bien al estomago, o quizás se deba a un medicamento que este tomando. En cambio si el mal aliento es persistente, lo primero que debemos hacer es consultar a un dentista o un medico ya que el origen podría ser una infección bucal.
Para evitar el mal aliento se recomienda seguir una dieta equilibrada pobre en azucares y almidón y rica en fibras vegetales para mejorar el funcionamiento del aparato digestivo.

Las caries, el sarro y la inflamación de las encías provocan mal aliento, para evitar esto es necesario cuidar la salud bucal y cepillarse bien los dientes después de cada comida. Tampoco hay que olvidarse de usar hilo dental para limpiar todos los restos de comida que pudieran quedar entre los dientes.
Mascar chicles o pastillas no mejorará la situación, lo único que se logra con esto es tapar el mal aliento. En cambio un mejor cepillado y el uso de enjuagues bucales si mejorarán el mal aliento.
Algunos medicamentos pueden provocar halitosis al igual que cierto tipo de enfermedades y trastornos estomacales o renales. El estreñimiento, diabetes o infecciones en la garganta pueden provocarlo y en estos casos hay que atacar al enfermedad o mantenerla controlada para evitar el mal aliento.
El hábito de fumar es un factor que puede ser causante de mal aliento. Los compuestos del tabaco impregnan los pulmones de tal manera que al exhalar el aire siempre tendremos, en mayor o menor medida, un olor desagradable muy difícil de disimular.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Odontología.




Deja un comentario